lunes, 5 de marzo de 2012

¿Respirar y comer a la vez?

(Edito: perdonad por el amarillo. Ha habido más de una persona que me ha comentado que no se ve bien. Creo que depende del brillo o de lo que sea de los ordenadores, porque en el mío se ve perfectamente (es un ordenador viejo, lo sé... jeje) Intentaré modificarlo y desde luego no volver a usarlo en otras entradas. Muchas gracias por avisar =) )


Dudo mucho que la otorrinolaringología (ORL) esté en mi listado final de especialidades cuando llegue el momento. Sin embargo, he de admitir que en muchas otras especialidades clínicas la ORL está más o menos presente (y la pediatría es una de ellas).


Hoy quería hacer una breve entrada acerca de una curiosidad anatómica de la laringe en el lactante. Quizás alguna de las preocupadas madres se haya planteado en alguna ocasión si su hijo no se estaría ahogando mientras está mamando o tomando el biberón, ya que en ningún momento paran para "tomar aire".


Así que para tranquilidad de todos... ¡¡¡NOOOO!!! La naturaleza es muy sabia y está todo calculado. Al contrario de lo que sucede en niños ya más mayorcitos y en adultos, los niños recién nacidos y lactantes ¡pueden tragar y respirar al mismo tiempo!
Y en este caso la explicación está en la anatomía.


La anatomía de la laringe es de lo más complejo: cartílagos, ligamentos, músculos enanos..., pero haré una breve explicación para situarnos:


- La laringe es el órgano que está a continuación de la faringe y precede a la tráquea. Se podría decir que es quien termina canalizando el aire hacia la vía respiratoria en el momento cumbre de la división de la vía digestiva y la respiratoria (hasta ese momento, el resto de recorridos pueden ser más o menos compartidos (boca, faringe)


-La laringe además, permite emitir los sonidos de una forma modulada (las famosísimas cuerdas vocales forman parte importantísima de este órgano)


Pero aunque la anatomía de la laringe podría dar para hablar 5 horas (de hecho, no recuerdo cuánto fueron las clases de anatomía de la laringe... pero no fue una hora precisamente) el resumen del porqué los niños pequeños pueden comer y respirar al mismo tiempo es relativamente sencillo:


- La laringe en el lactante, se encuentra ascendida, de modo que la epiglotis (un cartílago de la laringe) se localiza prácticamente en contacto con el velo del paladar (lo que popularmente se conoce como "campanilla"). Esto hace que la comida tenga que "bordear" la laringe (para ello habría que tener en cuenta una visión tridimensional del órgano) para dirigirse hacia el esófago, de manera que se salta la vía respiratoria.
El aire sigue su camino de forma independiente.
(Esto no impide que un niño pueda tener un episodio de atragantamiento, obviamente)


-Según va creciendo el niño y ya en la edad adulta, la laringe se encuentra descendida y la epiglotis está claramente separada del velo del paladar, por lo que la comida sigue su trayecto "natural" y llegado a un punto, tiene que producirse un cierre de la laringe para que la comida no vaya hacia la vía respiratoria. Y es justo en ese momento, en el que los adultos, para tragar, tenemos que dejar de respirar. Es un retraso en el cierre de la laringe o nuestro empeño en hablar mientras comemos lo que produce que frecuentemente la comida se nos vaya por "mala vía" y nos pongamos a toser para liberar la vía respiratoria.


En la imagen que aparece y que he pintado en paint para ver si así se entiende mejor:
-A la izquierda la disposición anatómica de la laringe en el adulto
-A la derecha, la correspondiente imagen pero en un lactante


El círculo rojo señala en ambos cosos el velo del paladar
El círculo azul señala la posición del vértice de la epiglotis (que como veis está pegado al velo del paladar en el lactante)
La línea azul señala el cuerpo de la epiglotis
La línea amarilla señala el trayecto que hace el alimento (líquido o sólido) para llegar al esófago
La línea verde señala el trayecto del aire para llegar a la tráquea en el lactante. (En el adulto es igual, pero no quería liar más las líneas)


Espero que se entienda más o menos. Si alguien tiene alguna pregunta, aunque no soy ninguna experta en la anatomía ORL, intentaré aclararlo. 



En definitiva... podemos estar perfectamente tranquilos si el nene come y come sin parar sin hacer un descanso para respirar. ¡¡¡Que disfrute mientras pueda de esa capacidad!!!