domingo, 25 de noviembre de 2012

Apoya a tu médico

He visto esta entrada en el blog El bálsamo de Fierabrás 
No he podido resistirme a copiarla (con permiso) en este blog.

Es el testimonio de uno de los EIR andaluces que en estos días se encuentran de huelga.

Para quien no lo sepa: EIR es especialista interno residente. Dentro de ese grupo, entran entre otros, los MIR (médico interno residente).

La situación es la misma en toda España. Ya sé que la crisis afecta a ¿todos?, pero esto merece la pena leerlo:

"Hoy no he ido a hacer mi guardia: estoy en huelga como la gran mayoría de mis compañeros EIR andaluces. Lamento las molestias que pueda ocasionar a los pacientes de urgencias. Por ustedes quiero explicar mis motivos para haber abandonado hoy mi trabajo y vocación:

1) hay un motivo economico . Es así. Soy un ser humano que tiene que pagar una hipoteca y dar de comer a un bebe. No es fácil si a mi exi...guo sueldo le restan 600€ al mes. No me sobra el dinero y por eso trabajo 240 horas cada mes. Fines de semana y festivos incluidos.

2) hay un motivo académico: ya no hay personal para formarme.

3) hay un motivo laboral. Esta mis haciendo el trabajo de los adjuntos por la mitad de sueldo y con la mitad de formación. ¿y cuando acabe la residencia? Otro MIR hará mi trabajo por la mitad de sueldo.

4) hay un motivo socioeconómico: no quiero que de la inversión que se hace en mi formación se beneficie Alemania.

5) hay un motivo solidario. Si los especialistas nos vamos de España:¿quien atiende a los enfermos españoles?

6) hay un motivo familiar: quiero ver crecer a mi hijo cerca de sus abuelos, no en el norte de Europa

7) hay un motivo de orgullo: me revienta que tras tanto esfuerzo me traten como basura.

Entiendo que la situación económica es mala, pero también creo q los recortes no se han aplicado de manera equitativa, y que hay un agravio comparativo con el resto de Europa terrible.

Cuando tengáis que esperar en urgencias y os atienda un residente recordad:

*seguramente sea un residente de psiquiatria, trauma, anestesia, hematología... y además de primer año, el que atiende la neumonía de tu madre, el sangrado de tu abuelo o el infarto de tu padre. No es un especialista del campo adecuado

* no esta haciendo ese trabajo indebido porque quiera, sino porque le obligan.

*la hora de noche o madrugada la cobra, en neto, a 6-7 euros

*no es libre de pedir todas las pruebas que cree oportuno porque le grita el radiólogo, de preguntar porque le grita el adjunto, de llamar al espacialista porque le grita el especialista, le grita la enfermera, le grita el gerente...

*no le gusta cometer errores: mañana pensará si tenia que haber dado una cita en digestivo a aquel paciente, la muerte de otea le quitara el sueño toda la vida aunque no sea su culpa.

*por si fuera poco, si a ti te da un infarto a las 4 de la mañana, el residente lleva 20 horas ininterrumpida detrás de esa mesa. Si el piloto de un avión llevase 20horas seguidas pilotando...¿subirias al avión?

Si crees que esta no es la mejor situación: ¿por que no escribes un correo a la consejera de salud? Por que no pones una reclamación por escrito en el hospital?¿que tal una carta a los medios?

Pedimos condiciones dignas, que son necesarias para una sanidad digna para ti y los tuyos. Por favor, así es como se nos ayuda. Apoya a tu medico. "

domingo, 18 de noviembre de 2012

¿Qué es la Toxoplasmosis?

A raíz de un  comentario de una prima mía, se me ha ocurrido hacer una entrada lo más sencilla posible sobre la Toxoplasmosis. Es una patología de la que "nadie" se acuerda, salvo cuando una mujer está embarazada (como es el caso de mi prima).

Pero... ¿Qué es la toxoplasmosis? ¿Qué produce? ¿Cómo se puede transmitir? ¿Tiene cura?


La toxoplasmosis es una infección parasitaria producida por un bichejo llamado Toxoplasma gondii.
Si se adquiere en la edad adulta, es una infección que la mayoría de las veces es asintomática. 

La toxoplasmosis que se presenta en el recién nacido se conoce como toxoplasmosis congénita y se debe al paso del parásito a través de la placenta por infección aguda de la madre.

¿Qué produce?
La toxoplasmosis en adultos y niños con un sistema inmune (defensas) correcto, puede pasar completamente desapercibida, resolviéndose de manera espontánea en el 90% de los casos.

Las personas inmunodeprimidas (como enfermos de sida, o personas tratadas con inmunosupresores) son los que más riesgo tienen de sufrir toxoplasmosis aguda. En personas con sida es la infección oportunista del sistema nervioso central más frecuente (provocando principalmente un cuadro de encefalitis). 

En esta ocasión, para no alargar mucho la entrada, hablaré más de la encefalitis congénita y su relación con el embarazo:

La infección dentro del útero materno será más grave cuanto antes se produzca. Las manifestaciones en el nacimiento son: hipoglucemia (azúcar bajo), hipoxia (falta de oxígeno), alteraciones visuales (coriorretinitis), hidrocefalia y aumento de la presión intracraneal. 
Es importante resaltar, que con tratamiento correcto hasta el 70% de los niños se desarrollan correctamente sin secuelas neurológicas ni oftalmológicas.

¿Cómo se puede transmitir?

La imagen de la derecha muestra un poco el ciclo del parásito. De modo, que resumiendo, podría transmitirse:


1) - A través de la arena de nuestro gato doméstico (aquí me detengo)
Para que tu gato te pueda transmitir la toxoplasmosis tienen que darse una serie de circunstancias:
1) Que tu gato no haya pasado la infección antes. Es decir, que la contraiga por primera vez cuando estás embarazada
2) Para contraerla tiene que ser un gato que salga habitualmente a cazar e ingiera carne principalmente de roedores (que a su vez tienen que estar infectados) Si tu gato come sólo pienso y otros alimentos tratados por ti, es imposible que contraiga la enfermedad.
3) Que de alguna manera, consigas ingerir parte de las heces de tu gato, si llevas sin limpiar la arena al menos dos días.

2) - A través de la ingesta de verduras contaminadas (por contaminación del suelo por heces de gatos con la enfermedad activa)

3) - A través de la carne de animales (que han ingerido esas plantas)

4) - Transfusiones de sangre y hemoderivados y trasplantes de órganos (infrecuentísimo)


¿Tiene cura?
Los recién nacidos con infección congénita se tratan con pirimetamina oral o con sulfadiazina durante un año. Y como he dicho antes, se calcula que en torno a un 70% de ellos, no presentan ningún tipo de secuelas tras el tratamiento.



En conclusión y a modo de resumen: 


Si estás embarazada...

- Si has pasado previamente la enfermedad --> NO TIENES ningún riesgo de poder transmitirla a tu hijo (se puede saber mediante la determinación de anticuerpos IgG e IgM)

Como recomendación general:
- No ingerir carne cruda. Cocinarla siempre hasta que alcance temperaturas de unos 75ºC (es decir, que no se vea nada "rosita" por dentro. Que esté bien hecha)

- Lavar muy bien todas las verduras

- Lavar bien las manos después de manipular tierra de un jardín (y si tienes gato, después de limpiar su arena) Todo esto es muy lógico... pero no está de más decirlo ;) 

- NO ABANDONES a tu gato. Tampoco es necesario que lo dejes en otra casa durante el embarazo. Lo principal es que coma pienso, comida enlatada o bien comida hecha por ti, bien cocinada.
Que no te convenzan de lo contrario. 

Copio directamente la recomendación del capítulo 207 de "Harrison: Medicina Interna" (un libro de referencia en medicina):

"Si el individuo es dueño de un gato, todos los días se debe limpiar o cambiar la arena en que el animal orina y defeca, tarea que recaerá de preferencia en una persona no embarazada y VIH-negativa; si esto no es posible, después de cambiar la arena del gato, la persona se debe lavar perfectamente las manos. Se alentará al paciente a que conserve a sus gatos dentro de la casa y a que no adopte ni manipule gatos callejeros. Los gatos recibirán solamente alimento comercial enlatado o seco o alimento común perfectamente cocido y no carnes crudas o semicocidas. No es necesario recomendar al paciente que renuncie a sus gatos o que se les someta a pruebas en busca de toxoplasmosis"


Así que... si lees esto, y estás embarazada: ¡¡ENHORABUENA!! Disfruta de tu embarazo y disfruta de tus felinos si los tienes ;)


Dedicado a mi prima. Embarazada y dueña de dos gatas

(La información de esta entrada ha sido contrastada con "Harrison Principios de Medicina Interna" 17ª Edición http://harrisonmedicina.com/ )


domingo, 4 de noviembre de 2012

Crónica de un viaje ¿frustrado? =) - parte I

Si no fuera porque su optimismo (el de I. y L. ) tiñe cualquier ambiente... 
Si no fuera porque I. decía: " Tú no lo entiendesss. Los días que se salen de la norma en mi vida son los habituales. Lo raro es el día que no pasa nada..." ...
Si no fuera por la insistencia casi obsesiva a las 3 de la mañana en  las urgencias de un hospital de I. diciendo: "Cuando lo cuentes en el blog... tú quítale dramatismo ¿eh?"...
Si no fuera porque en medio del dolor, colocando el yeso, todavía L. intercalaba los golpes de risa con los de gritos...

Si no hubiera sido por eso, reconozco que la situación era para ponerse a llorar y no parar en 4 días. Era para darse de cabezazos contra la pared, las 4 juntas. 

Pero no fue así.

Esto nunca ha pretendido ser un blog personal. Para eso, ya le cuento mi vida al Umpa. Pero voy a hacer alguna excepción con esto, porque de medicina no se aprende sólo en una facultad o en las prácticas regladas de un hospital. 

Resumo:
I. y la amiguilla. Paseando.
I. y L. vinieron acompañadas de otra amiguilla. Todo prometía ser un puente ideal de la muerte. De risas, paseos.... esas cosas. El tiempo acompañaba. Y lo prometido se cumplió... casi. Menos por lo de ideal. Pero risas y paseos hubo.

Antes de poder conocer ni media calle de la ciudad, por circunstancias ajenas a nuestra voluntad, L. cayó, ante mi espanto, sobre su pierna. Cosa mala.

Aunque cuando I., L. y la amiguilla lean esto seguramente piensen algo así como: "qué listilla, qué fácil es decirlo ahora...".
Reconozco que me temí lo peor desde el primer momento. Todavía no he dado trauma, y no sé cómo nos lo explicarán. Pero a mi mente venían las características que un personajillo que teníamos por profesor en fisioterapia nos daba sobre las fracturas:

- Dolor (que le digan a L. si dolía o no...).  Es un dolor que si se percute el hueso, se transmite a la totalidad del hueso (por la presencia del periostio)
(Odié el momento en que L. dijo que por la pantorrilla no le dolía que le dolía por delante. La cara anteroexterna de la tibia no tiene musculatura por delante, así que las posibilidades eran pocas. Además al tocarle en el tercio medio, el dolor trepaba que se las pelaba hasta la rodilla)

- Impotencia funcional (imposible de evaluar en este caso. Para quien se incorpore ahora remito a la entrada anterior y a las que están por venir)

- Crepitación. Siempre nos dijeron que esto no había que evaluarlo, y en este caso no hacía falta. L. decía: "noto como un crujido por dentro... ¿qué será eso?"


Ningún signo/síntoma más a parte de esto. En mi mente estudiantil, intentaba convencerme a mí misma: "Venga reina, si no eres más que una estudiante... tú de esto no tienes ni idea. Seguro que es una contusión y al final lo que vamos es a perder el tiempo en urgencias" "Venga, tonta, si eso hace mucho tiempo que lo diste, y total... ¿acaso alguna vez has explorado una fractura así, "en fresco"? La teoría suena bien, pero tú no tienes ni idea... " "Si ahí lo que os daban era un resumen (eso dicen) seguro que la realidad no es así..."

Y lo que nadie quería... Fue.
Poco antes de las 4 de la mañana, llegó el diagnóstico definitivo. Por un momento, sólo por un momento, se apagaron las risas. 
La imagen radiológica era algo parecido a la que he cogido de internet. Una fractura cerrada oblícua de tibia. Sin deformidad externa.

Hablaban de quirófano, de ingreso, de yesos... a las 4 de la mañana, a 500 km de su casa y en medio de un puente. Eso no sonaba nada bien. Y L. con buen criterio, se negaba en rotundo a lo del quirófano.

Lo que pasó después y el resto de entradas prometidas... lo dejo para otro momento.