domingo, 19 de octubre de 2014

Semana 14 y 15 Neurología y Pediatría - Diario MIR

 Con un poco de retraso y ya mezclado con la semana que entra... pero es que voy apuradíiisima...
Ahí va, lo más breve posible.

Neurología

Asignatura
Asignatura de importancia media-alta en el MIR, con una parte importante de semiología que si la entiendes vas mucho más rodado en la patología y si no... nos recomendaron en la clase que no le dedicásemos demasiado tiempo. Comparte patología con asignaturas que ya había estudiado (neurooftalmología o traumatología), así que esos temas los tenía más frescos y sólo tuve que darles un repasillo por los esquemas que ya había hecho y hacer el Libro Gordo un par de veces o tres.

Base

La base de neuroanatomía era relativamente buena. Evidentemente hay muchas cosas que se olvidan, pero fue una asignatura que estudié a conciencia en su día y con los años ha hecho que al menos el repaso de esa parte fuese más ameno. Hubo cosas que me salté porque no creo que me merezca la pena entrar tanto al detalle. Si preguntan algo de eso y lo sé... bien. Si no, quedará en blanco.
La parte en sí de patología, la di en 5º a una velocidad de vértigo la parte médica y a un ritmo adecuado la parte quirúrgica. Por otra parte, el hecho de haber estudiado una buena parte de neurología en fisioterapia también me ayuda. Esto último me ayuda especialmente a indentificar cuadros clínicos. En su día traté con bastante gente con esclerosis múltiple, hemiplejías, incluso con un caso con ELA. A veces no tengo más que acordarme de qué era lo que les pasaba para saberlo.
En resumen... base media-buena, pese a que en los últimos simulacros estaba bajando bastante.


Máxima dificultad
De primeras... la localización anatómica de las lesiones según la clínica (si estaba en un hemisferio, o en qué nivel concreto del tronco del encéfalo o qué arteria estaba afectada...) me resultó UN DOLOR. Casi todas las preguntas del Libro Gordo, las marqué con un punto rojo en la primera vuelta que les di. Como parte buena, una vez repasada la neuroanatomía y sacado algunas reglas para ayudarme... todo parecía mucho más sencillo.

A favor
 En general, que pese a ser una asignatura a veces compleja, me ha resultado amena de estudiar. Creo que después del bajón con infeccioso, nada resulta tan difícil... jaja


Clase del sábado

Estuvo separada en neurocirugía y neurología con profesores diferentes. En ambos casos vimos temas que no se habían explicado en primera vuelta y repasamos con preguntas los temas y conceptoss más importantes. En general, diría que estuvo bien.

¿Futura especialidad?
Lo reconozco... tengo que hacer una entrada explicando esta situación, porque si no, esto se haría eterno... Pero digamos que "por la neurología" entré yo a medicina. Era algo que me gustaba tanto en fisio, que me leía cosas del Harrison de la biblioteca como si fuera un best seller... jaja. Siempre estuvo entre mis opciones... y a día de hoy, no la descarto. PEEEEERO... en 6º decidí pasarme por neurología, ya que en 5º no había rotado por ahí. Fui en plan "voluntaria" en momentos en los que no tenía prácticas... y duré 4 días antes de buscarme otro sitio. Fui muy bien recibida. Me mandaban con tranquilidad por las habitaciones a explorar... Pero me di cuenta de que no termina de calarme. Es una especialidad con unas posibillidades diagnósticas tremendas basadas únicamente en una exploración (muchas veces localizas la lesión con más precisión de lo que lo pueda hacer un TAC o una resonancia)... pero con unas posibilidades terapéuticas escasas aparte de "palmadita en la espalda". Mucho paciente crónico, mucho seguimiento... en  definitiva, no termina de casar con mi personalidad. En resumen: sigue en la lista... pero con menos posibilidades que antes de pasar por prácticas.
Neurocirugía: descartada



Pediatría 

Asignatura
Asignatura amplia en cuanto a temario con no demasiadas preguntas en el MIR. Se divide fundamentalmente en neonatología y pediatría. Y esta última, la teníamos dividida según patología de aparatos/sistemas. No me parece excesivamente compleja de cara al MIR salvo que pregunten cosas "nuevas". Los casos clínicos me resultan sencillos de reconocer así que la primera vuelta del Libro Gordo no fue del todo mal. Es una asignatura que antes en los simulacros me solía ir bastante bien, hasta que en los últimos di pinchazos.

Base

Normal. La di entre 5º y 6º. Las primeras prácticas que hice fueron en el verano de 3º en el hospital de mi ciudad y creo que, al no tener mucha idea de nada por entonces... fue donde más absorbí conocimientos. Imposible que confunda un Schonlein-Henoch con una PTI... porque vi un caso de cada y ambos me sonaban a chino. En definitiva, creo que buena parte de lo que sé de pediatría se lo debo a Pepe y a Ana


Máxima dificultad
Quizás, la parte de neonatología en el manual... Era tan amplia que costaba extraer lo importante. Demasiada información que para mi gusto, sobraba. Quizás el tema más complejo es el de cardiopatías congénitas, que está incluido en el manual de cardiología. Quise remirármelo un poco y hacer las preguntas de ahí, pero lo dejo para la siguiente vuelta.



A favor
Muy amena de estudiar... al menos así me lo ha parecido a mí. Muy variada.... repasando algunas patología que ya se nombraban en otros manuales, metiéndonos en el bonito mundo de "el niño sano"... la verdad es que fue una buena semana pese a que no me dio tiempo a dar una tercera vuelta al libro gordo.

Clase del sábado

La mitad fue de neonatología, la otra de pediatría. Habíamos dado todo en primera vuelta, así que, simplemente repasamos con casos clínicos muy chulos los temas más importantes del manual. Me gustó bastante que asociáramos patologías con las que habitualmente "tratan de confundirnos" en el MIR para saber distinguirlas.

¿Futura especialidad?
Cuando hice las prácticas el verano de 3º... pediatría pasó a mi primera posición en la lista mental de entonces. Me encantó, lo reconozco. Y ahí sigue, en esa lista de especialidades posibles. Reconozco que los últimos años... no sé si es que ha ido perdiendo puntos o que otras especialidades han ido ganándolos. Tiene la parte de que es como una medicina interna del niño, con muchas posibilidades a la hora de "subespecializarte", además de la posibilidad de ejercer en atención primaria o atención hospitalaria. Pero a día de hoy, no estoy segura de si me gustaría desvincularme por completo y de manera definitiva del mundo de la "medicina del adulto". Ahí queda


Simulacro 20
Desastroso. Así... sin reparos lo digo. Los he tenido peores en cuanto a resultados en esta segunda vuelta...Pero tocaba el pico hacia abajo. Fue larguíiiiisimo... más que los últimos. Cuando apagaron las luces del salón de actos, apenas había conseguido acabarlo alguien (y llevábamos 4 horas y 45 minutos)... yo fui una de tantas que lo tuvo que acabar en casa (a oscuras era complicado... :p)
Además, me entró un dolor de cabeza de impresión
Eso sí... quien no se consuela es porque no quiere. Debió de ser desastroso a nivel generalizado. Tanto, que el tutor ante el aluvión de emails de opositandos desesperados... mandó un email a todos diciéndonos que sí, que había sido difícil y que era normal que en muchos simulacros estuviésemos sacando resultados peores que antes de haber empezado a estudiar.
Ya lo sé... es el consuelo de los tontos, pero me acojo a él porque no me queda otra.


4 comentarios:

  1. ¡Muchísimo ánimo Irene! Los simulacros suben en dificultad y a veces no solo depende de nuestro trabajo... las academias saben por qué lo hacen. Mira el lado positivo: seguramente, muchos de tus fallos los recordarás en sucesivas ocasiones y lo que cuenta es que lo aciertes en el MIR. De nada te sirve sacar 180 netas en los simulacros de la academia si en el MIR sacas 90... mejor al revés :P

    Con neuro me pasa lo que tú dices. Intelectualmente me gusta bastante, la parte de exploración y la de neurorradiología también me gusta mucho (hemos estado viendo rayos esta semana y he dado unas pinceladitas, aunque esto es más cosa de radiólogos que de neurólogos jaja) pero le veo el inconveniente de que no curas y todo es muy crónico e incapacitante, con el agravante de que algunas patologías afectan a personas más jóvenes y es más duro. La veo ideal para alguien a quien le guste el campo de la investigación pero no le guste tanto estar todo el día con probetas... Pero bueno, en España el campo de la investigación está como está... Neurocirugía me gusta más, mira por donde. Pero no creo que la coja como especialidad, entre otras cosas porque los hospitales que más me interesan no han convocado este año plazas (sé que es una tontería no elegirla por eso, pero no me gustará tanto si no quiero moverme por ella ¿no?)

    Y pediatría me gusta su versatilidad y que es muy generalista. Está en mi lista de posibles especialidades, pero me tiran para atrás los padres. Si en general las familias de los pacientes son un poco cargantes a veces, en pediatría aún más...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!! Espero volver a subir en la tercera vuelta... jaja porque esta ha sido un tanto frustrante, la verdad... Pero bueno, confío en que sí.
      Neuro a mí estudiarla desde el punto de vista teórico... me gusta mucho. Pero la realidad... es eso. Conmigo choca mucho. Soy tremendamente impaciente. Y unos días estaría bien.. después no sé bien cómo me apañaría.
      Neurocirugía... como especialidad quirúrgica me parece chula... pero como especialidad quirúrgica "pura"... la descarto. Sé que no me veo en un quirófano de manera exclusiva (y eso que reconozco que pegaría con lo inquieta que soy a veces... pero me aburre mucho... las prácticas me aburrían...

      Por cierto, que lo tuyo me parece una razón más que suficiente. Hay que tener en cuenta que la elección es de especialidad y de hospital. Yo sé que en mi caso va a primar siempre la especilidad. No tengo demasiado problema en moverme. Llevo ya más de 9 años fuera de casa en ciudades diferentes y no me importa mucho. Lo cierto es que cada dia tengo menos claro todo.. jaja así que veo el periodo post-MIR más estresante que el pre-MIR... jajaja

      Eliminar
  2. Pues serías una pediatra fabulosa, con lo que te gustan los niños y lo bien que se te dan. Yo estaría muy tranquila dejando a mi hijo en tus manos.

    Muackkkkk

    23+1

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, me gustan los niños y no se me dan mal... pero hace falta más para ser buen pediatra... y lo primero, es estar convencida (y en eso, me falta un punto :p ) y lo segundo... es lo que pone Dra Mireando en su comentario al final... jaja Lidiar con los familiares no suele ser fácil y en pediatría a veces es complicado (y eso que yo sólo lo he visto un poco de lejos como estudiante)

      Eliminar