lunes, 23 de marzo de 2015

Historia del porqué no doy mi número del MIR

He estado fuera durante más de una semana. Estuve en unas jornadas post-MIR (que me han ayudado bastante. No tanto las charlas sobre las especialidades, que no me aportaban gran cosa, sino los debates y preguntas de después. Estoy consiguiendo decidirme... poco a poco... =) )
He aprovechado también para ir mirando hospitales y tengo la sensación de que aún me queda taaaaaanto por preguntar y por mirar...
No paran de repetirme en todos los sitios (y quizás por eso tengan razón) de que elija donde elija, al final la residencia la hago yo y voy a aprender muchísimo y seguramente a ser muy feliz con la elección. Eso me da bastante tranquilidad en el mar de la incertidumbre...

He dudado mucho sobre escribir esta entrada... lo cierto es que me estoy "cansando" de contestar comentarios acerca de lo mismo y quizás si escribo esto ya se acaben (o al menos podré remitir directamente a esta entrada para no tener que repetir lo mismo una y otra vez)

¿Por qué no digo mi número del MIR? 

La respuesta podría ser porque no me da la gana. Y quedarme tan tranquila... pero  me gusta explicar mis motivos:

1) Quiero preservar en cierta manera mi intimidad. 
No voy a decir mi número. Igual que no voy a decir mis apellidos, ni voy a decir el hospital donde haga la especialidad, ni, probablemente, la ciudad (eso último ya lo valoraré) ¿Por qué? Pues porque he conocido a gente que ha tenido verdaderos problemas  y verdaderos disgustos al dar a conocer de manera pública y abierta algunas de estas cosas...
En su momento dudé en si lo haría público o no. Pero vuestros mensajes anónimos reclamando que lo hiciera me han terminado de convencer de que no aporta nada ni al blog ni a nadie ninguno de estos datos.

2) Creo que el número dice poco de mí
 Dice poco de mí, y probablemente dice poco del que haya sido número 1 y probablemente dice poco del último que haya pasado la nota de corte. Hay tantas circunstancias que rodean al MIR... Hay tantos conocimientos, habilidades, problemas personales, nervios, ...  que el MIR no mide...
Hay tantas condiciones que no dependen de uno mismo... como el  número de egresados, número de individuos que en tu año consiguen las mismas netas que tú ese año, número de personas que pasan la nota de corte... etc etc, etc... Son tantas cosas que creo que el número no es algo que me defina. Probablemente me definan más mis gustos sobre las especialidades (y me sorprende que sea poquita gente la que ha preguntado eso... si es que alguien lo ha preguntados) Pero en fin...

No entiendo que haya a gente a la que le interese más mi número que a mi madre (que creo que todavía ni se aclara con lo que es... ) Si a alguien le interesa tanto, creo que debería de valer con un "no considero que mi número sea malo para nada, está dentro de mi objetivo" Podría ser mejor... porque salvo el número 1 siempre podría ser mejor... También podría ser peor.



Si no nos dices tu número... ¿cómo pretendes que nos fiemos de tus consejos?

Ea... ahora me enfado y no respiro...

Mis consejos, queridos, no son más que un cúmulo de errores que si volviera para atrás intentaría limar... O un cúmulo de experiencias que si pudiera viajar al pasado me diría a mí misma "haz más caso a esto". Se basan exclusivamente en mis vivencias y en mis circunstancias. Si volviera a repetir el MIR, me gustaría no cometer los mismos errores.
Creo que todos cambiaríamos alguna cosa de nuestro pasado. Como eso no es posible... creo que a todos nos gustaría intentar no tropezar o hacerlo lo menos posible.

Mis consejos son gratis. No cobro porque los uséis ni pierdo dinero porque los ignoréis.
Me gustaría decir que lo escribo por amor al arte... pero en realidad lo escribo porque estoy muy agradecida. Estoy muy agradecida a la gente que en su día escribió sus "Diarios MIR", estoy agradecida a aquellas personas que en su día dieron un poquito de su tiempo para compartir su experiencia y que aquellos que veníamos detrás pudiésemos beber de ella... Estoy agradecida a todas aquellas personas que me han contestado dudas a lo largo de la preparación del MIR. Estoy agradecida a todos los anónimos o no anónimos que durante estos meses habéis contestado a mis dudas de última hora... tipo "¿¿¿¿Cuándo hacéis las de reserva????" "¿¿¿¿Cuándo pasáis a la plantilla????"

Lo cierto es que nunca se me ocurrió preguntar a ninguno de aquellos que dedicaron unos minutos de su tiempo a contestarme preguntarles qué número habían sacado o en qué percentil iban de simulacros... Lo veía (y veo) tan irrelevante a la hora de aprovecharme de las experiencias de los demás...

 No se me ocurre mejor manera de dar las gracias a aquellos blogueros y no blogueros que continuar la cadena. Con que puedan ayudar a una sola persona sea en el mundo del MIR o fuera de él, me sentiré más que satisfecha.

Por otra parte... no creo que mis consejos vayan a ser La Biblia, precisamente... Es más, pensaba centrarme en cosas de las que nunca he leído. Lo demás, ya está dicho.

Al fin y al cabo, entre las recomendaciones de las academias, del resto de la gente que ha hecho el MIR, de nuestra manera particular de estudiar y de las circunstancias personales... cada uno forma su propio método con un poquito de aquí otro de allá. No hay una única forma válida.


Concluyendo:
- No voy a dar mi número del MIR públicamente
- Si crees que mis consejos pueden resultarte útiles, pruébalos sin pedir permiso. Si crees que no, ignóralos.


Y de nuevo gracias a todos los que me habéis ayudado en este camino con emails, llamadas, mensajes en facebook, entradas en blogs...

Gracias a todos los residentes por vuestra amabilidad. Estoy sorprendida con lo bien que nos recibís en los hospitales, la disponibilidad que tenéis para contestar a más dudas por teléfono, por email...
Gracias por felicitarme por el MIR sin pedirme mi número de orden, sabiendo eso que "sabemos" los que hemos pasado por esta experiencia sólo a través de una mirada o de unas palabras...
No sé cuántas veces me habéis dicho eso de... "dentro de un año te habrás olvidado de tu número de orden".



lunes, 9 de marzo de 2015

Consejos MIR II - Elección de academia MIR

Llevaba un tiempo pensando en que tenía que escribir esta entrada, pero entre mudanzas y demás, me ha sido imposible hacerlo antes.

(Adelanto que sólo voy a hablar de las 3 academias AMIR, CTO y MIR-Asturias. Sé que hay otras academias locales que puede que sean buenas opciones también,pero las desconozco por completo)

Cuando llega 5º, por estas fechas, las academias de preparación del MIR buscan clientes ofrecen a los alumnos sus servicios de la mejor manera que pueden. Me consta que en algunas facultades se han adelantado y  "te presionan" a tomar decisiones antes de marzo.

No voy a vender ninguna academia, porque no me paga  nadie, pero sí que voy a dar mi opinión completamente subjetiva ( la única academia que he visto desde dentro ha sido AMIR)  y ofrecer algunas pautas que a mí me hicieron decantarme por una academia y descartar otras y que quizás a vosotros os puedan ayudar a tomar una decisión.

Al final de la entrada comparto enlaces de otros blogs que me parecen muy interesantes para aquellos que aún no sabéis bien de qué va esto o que directamente queréis más información.





En primer lugar PAZ. Es mi primer consejo... Yo también estaba muy nerviosa esos días que daban de "margen" entre ofertas y ofertas, sabiendo que quería decidirme cuanto antes para quedarme tranquila. Para buscar esa paz tened en cuenta que:
- Las academias no son ONGs... son un negocio como cualquier otro, de ahí que te quieran dar ofertas de todo tipo para que te matricules en ellas cuanto antes y tenerte de cliente garantizado.
- Pese a que son negocios, ninguna te va a dar un mal producto. Efectivamente, les interesa que te vaya bien para que el negocio siga funcionando los años sucesivos
- Si necesitas más tiempo para pensártelo o hablarlo con familiares, tómatelo. No te dejes presionar. Pero tampoco es necesario que le des muchísimas vueltas, de veras.

En segundo lugar... ninguna academia va a hacer el MIR por ti. El MIR depende de ti. De tu esfuerzo, de tu preparación, por qué no... de la suerte...
A mí me resultaba un pelín molesto que vinieran las academias dando a entender que si no te preparabas con ellas tu MIR sería un absoluto fracaso (y que si lo hacías con ellas, tu MIR sería un rotundo éxito)
Este segundo punto es el más importante y lo único que quiero es quitarle un poquito de hierro a la elección de academia. ¡¡Probablemente vuestra elección será buena!!

A nivel personal, y por tanto completamente subjetivo, mi elección de AMIR como academia se basó en chorradas y en cosas que no eran tan chorradas:
En las charlas descarté directamente MIR-Asturias porque me parecía que simplemente no se ajustaba demasiado a mi manera de estudiar. Yo soy de estudiar muy lento y hasta que no lo entiendo no avanzo. Es verdad que el MIR no da para grandes florituras al respecto... pero he mantenido un ritmo de estudio adecuado a mis costumbres y casi siempre siguiendo el calendario. Además, aunque en la ciudad en la que he estudiado el MIR había una sede nueva de MIR-Asturias, me pillaba muy lejos de mi casa como para ir todos los días y yo quería un modo presencial. A Oviedo no tenía intención de irme.

CTO y AMIR ofrecían métodos muy parecidos y, a priori, más parecidos a mi método de estudio. . Reconozco que la charla de AMIR me resultó más simpática y cercana (cada uno se vende del modo que puede y a cada uno le seducen unas cosas u otras) Pero intentando objetivar mi decisión, reconocí que los manuales de CTO me habían venido bien para estudiar durante la carrera, pero que en el último año había usado también los de AMIR y quizás (desde el desconocimiento) eran más adecuados para el MIR.
Probablemente, una de las cosas que más pesó en la decisión, fue que mis amigas "de siempre" de la carrera, estaban decantándose por AMIR y consideraba que el apoyo que podíamos darnos sería más fácil si estábamos estudiando lo mismo a la vez.

Finalmente yo me apunté al curso de AMIR presencial completo desde 6º hasta el MIR. Aunque puedo decir que a día de hoy la academia sigue orientándonos, asesorándonos y ayudándonos en la medida de lo posible.

Por lo tanto a la hora de valorar qué academia elegir yo tendría en cuenta algunos puntos:

1. Tipo de curso: Presencial /Semipresencial/ A distancia. Número de clases a la semana, disponibilidad o deseo de cambiar de residencia o de ambiente de estudio... Esto puede variar mucho en función de las circunstancias personales.

2. Duración: La mayoría de las academias intentan convencerte de la necesidad de apuntarte durante todo 6º. Algunas ofrecen duraciones intermedias desde abril. Casi todas tienen una opción "intensiva" que comienza directamente en junio/julio.  Es cierto que empezar en 6º hace que vayas perdiendo un poco de miedo a los simulacros y llegues a junio con más confianza en ese sentido. Pero también es cierto que no por el hecho de hacer un curso intensivo tu preparación va a ser peor. Quizás te cueste un par de semanas o tres adaptarte a cosas que tus compañeros ya "dominan" pero luego eres uno más. Conozco algunos casos que se han preparado a partir de junio y les ha ido bien en el MIR. Tan bien como a los que habíamos empezado antes. Por lo tanto... ¿merece la pena? Eso es cosa de cada uno. Quizás, si yo volviera a entonces y el precio fuera el mismo, preferiría una modalidad intensiva y ahorrarme el sacrificar todos los sábados de 6º. Se me hizo un poquito pesado y funciono mejor con un modelo de "sprint" que con uno de resisntencia... pero esto es muy muy personal.

3. Precio:  Sí... no está mal mirar cuánto cuesta cada una, qué ofertas o descuentos os ofrecen y si finalmente hay muchas diferencias o no. Algunas te ofrecen facilidades en el pago, o incluso empezar a pagar una vez que comienzas a hacer la residencia. Entiendo que el precio ara algunas personas puede ser determinante.

4. Amigos: A mí me vino bien compartir experiencias con mis amigos durante la preparación. Elegir una academia distinta no significa que te olvides de ellos, pero es verdad que seguir un mismo plan hace que habléis un mismo idioma en todo momento. En cualquier caso, no lo considero crucial... pero yo estaba un poco "sola" en esto de la preparación y me vino bien.

5. Manuales: Esto lo voy a pasar un poco por encima... creo que hasta que no te preparas el MIR  es complicado saber qué nivel de información es necesaria y cuál sobra. Personalmente los manuales de cualquier academia se me quedaban casi siempre cortos con respecto a las necesidades de la carrera. Me servían más como resúmenes aclaratorios. En el MIR la mayoría de las veces, menos es más. Si algo lo puedes resumir, mejor. Si 5 páginas las dejas resumidas en un post-it... mejor. Sólo conozco los manuales de AMIR a la hora de prepararme el MIR y me gustaron en general. Había asignaturas en las que creo que sobraba información.

6. Opiniones: Si tenéis contactos de gente con la que tengáis confianza que se haya preparado en cada academia, os puede ayudar a decantaros finalmente por alguna. Procurad preguntar a gente a la que no le haya ido ni espectacularmente bien ni especialmente mal...

En resumen: cualquiera de las opciones puede ser una opción perfecta para ti. Ten en cuenta que el esfuerzo provendrá de ti en todos los casos.
Si tuviera que volver a elegir... elegiría de nuevo AMIR. Quizás diría lo mismo si me hubiera preparado con otra academia, es cierto. Pero yo lo que más he valorado y por lo que repetiría sería porque sentía confianza en lo que estaba haciendo y en cómo lo estaba haciendo. Sentía confianza en el abordaje que hacía la academia y en los profesores. Sentía a la academia cercana a mi preparación desde el comienzo hasta el final (tanto como que disponíamos incluso del número personal de móvil de algún que otro profesor). He valorado mucho las clases. Las hubo mejores que otras. También he valorado haberme reído mucho en muchas otras (a veces en el MIR sobran lágrimas y falta un poquito de salero, y los sábados era un placer "desconectar" en la academia)

Como pega principal, le pondría mi tutor... Afortunadamente pude contar con el tutor de la otra clase más que con el mío. Me atendió igual que si fuera de su grupo. Quizás deberían elegir a los tutores que sean residentes de especialidades no tan "exigentes" en cuanto a tiempo y dedicación. También creo que un buen número en el MIR no hace de ti un buen tutor por obligación. Habría agradecido simplemente que el tutor estuviera más pendiente sin la necesidad de consultarle (siempre que le consultaba, respondía, eso es cierto)

En fin, esta es mi visión sobre la elección de academia. Estaos tranquilos. Elegid aquello que os dé confianza y confiad en ello hasta el final. No es garantía de éxito, como nada en este mundo. La academia es sólo una herramienta que os allanará el camino.


Os invito a que os paséis por estos enlaces:

Enlaces:
Nebulina escribió en su día esta entrada muy graciosa acerca de las 3 academias principales a nivel nacional para la preparación del MIR sin dar nombres. Os invito a que la leáis.

Dra Mireando escribió una entrada por cada una de las 3 academias que fueron a su facultad a presentarse, ofreciendo una información basada en las charlas, contenido de la web e información pasada por amigos bastante completa y objetiva;
AMIR
CTO
MIR-Asturias

Sophie, hace una recomendación sin dar nombres de academias, sobre la elección o no de academia en esta entrada

(EDITO: Es interesante leer los comentarios, porque hay gente explicando su experiencia y puede ayudaros a la hora de decidir)