martes, 28 de abril de 2015

El día de la elección - Diario MIR

Días previos a la elección...

La lista no está hecha y tengo miedo. Mucho. Recopilo la información de los hospitales en un único archivo en el ordenador. Primero escribo aquello que considero imprescindible para mi especialidad. Creo que me puedo permitir elegir un hospital que lo tenga. Después aspectos importantes, pero secundarios. No hay ningún hospital perfecto y tengo que valorar... 
Tardo unos días en hacer tablas hipercomplejas con pros y contras. Me desespero. Le busco los contras más ridículos. Busco los pros más absurdos. Nada tiene lógica. No hay una lista. Nada tiene sentido. 

De pronto... los días que se hacían eternos para elegir... se me antojan cortos... ¡¡¡Necesitaría un año para saber lo que quiero y dónde!!! O 6 años más...

La víspera...
Elaboro una especie de lista...  echo a suertes la 4ª y 5ª opción... nada me convence. Se supone que la lista tenía que estar hecha desde hace tiempo. Se supone que tiene que ser eterna. Se supone que tenía que haber tantas opciones como gente tengas delante en tu turno... ¿Y cómo leches se hace eso si a duras penas paso de 6 o 7 opciones y cada una en una punta del territorio nacional?
De pronto... las decenas de hospitales en las que había preguntado, se me antojan cortas... Empiezo a acosar a guasap a resis para que me digan más sitios "que les gustasen en su día"

Estoy irascible... y ya es hora de que mi madre entienda que NO es buena idea preguntarme por cuáles son mis preferencias a un día de la elección.

Intercambio múltiples mensajes con mis amigas por guasap. Me tiembla la mano al escribir la supuesta lista. Les mando una foto para que sepan por dónde va la historia...

La noche previa es un horror. Me despierto y me tiro una hora sin poder dormir. Me deshago... estoy hecha un flan. Intento pensar en positivo "Quizás pierda así de golpe todos los kilos ganados con el MIR"

Voy sola. Y madrugo, porque el tren no espera. Tren... metro...

Y me sorprende una amiga que viene desde bien lejos con su hija solo para apoyarme y celebrar. Pero mi cara lo dice todo: incapaz de despejarme.Llevo 10 o 12 horas sin comer, pero mi cuerpo rechaza cualquier cosa... Intuyo que vomitaría hasta un sorbo de agua.

Llego al Ministerio. Envío mensajes apocalípticos a mis amigas. Cualquiera diría que me están torturando de verdad. Y ahí está... la primera conocida. Nos abrazamos. Nos contagiamos los nervios. Nos recordamos que esto es peor que el MIR. Peor que la semana previa, peor que todo.

Nos meten en un antro... la antesala del infierno. 350 personas en pocos metros cuadrados, sudando... de nervios. No sé si ese sudor tiene propiedades especiales, pero yo creo que no puedo respirar... y me alegro de llevar muchas horas sin tomar más que mi propia saliva.
Me abanico con la mano y espero a que mi nombre suene por megafonía.

Me ponen una pegatina y empiezo a pensar en lo bonita que quedará pegada en algún sitio a modo de recuerdo. ¡¡La voy a enmarcar!!

Entramos a un salón de actos y sólo me hacen falta dos segundos para hablar con la chica ("la compi") de al lado a la que no conozco de nada. Pero nos entendemos. Y siendo de lugares diferentes y de facultades diferentes, descubrimos en 2 minutos que tenemos conocidos en común. Tenerla al lado me tranquiliza. Está dos puestos por detrás de mí.

Las funcionarias no son ni la mitad de terroríficas de lo que me las imaginaba. No sé si dicen cosas graciosas pero a mí con los nervios todo me parece gracioso y me río como una tonta. Tengo el vestido sudado entero... pero tengo frío.

Empieza la elección. Y oye... me voy calmando poco a poco. Ves que los números son personas de verdad. Gente que está feliz de la vida eligiendo su especialidad y su destino. Me dan ganas de aplaudir. ¡¡¡Pero de aplaudir a rabiar!!! (... sobre todo a todos esos felices que eligen especialidades que distan tanto de mis gustos)

Va pasando gente... y yo sigo de cháchara con la compi. Las dos estamos calladas en cuanto a prioridades. Ya lo sé... eso no influye... pero yo no pregunto. Sobre todo porque voy delante de ella.

En algunos momentos me da la impresión de que estoy en un cine. Es entretenido... ¿no me puedo quedar a ver cómo elige todo el mundo?

En los instantes de nervios creo que estoy convencida de que cuando elija voy a llorar. Pero no una lagrimilla suelta... no... que voy a llorar dos horas seguidas de tensión liberada.

Me distraigo y creo que igual se me ha pasado algo "de lo mío". Pero no... cuando suena la especialidad me da un microinfarto hasta que veo que no es donde quiero.
Y respiro... respiro hondo... tan hondo que por mi mente empiezan a volar ideas raras. ¿Segura de que quieres hacer eso? ¿Estás segura de que no te gustaría más esa.especialidad.que.no.te.has.planteado.en.la.vida.menos.en.ese.instante? 

Me doy cuenta del delirio y dejo de pensar. Hay una voz, que no sé si procede de Jaime, el de AMIR o de dónde, que me dice... SIGUE LA LISTA.

Sigue pasando gente y queda poco. Y estoy sorprendentemente más tranquila que al principio. Mis amigas me inundan el guasap recordándome que es mía.

Escucho mi nombre y ya no oigo nada más.
Subo y me dan ganas de saludar al público y lanzar besos. Pero me contengo. Pregunto a las del ordenador por mis dos primeras opciones. No sea que me haya perdido algo en mis ratos de guasapeo, parloteos con la compi y divagaciones... No se me ha pasado nada: Están libres.

Queda una persona por delante y me dirijo a mi compi y le confieso que ya tengo asegurado lo que quiero en los dos sitios que más me gustan. Y se los digo. Y ella me dice lo suyo. Ahí, arriba... a escasos minutos de pulsar el ENTER. Y nuestra segunda opción de la lista... ¡¡es exactamente la misma!! Y me alegra que no hayamos hablado de esto antes.

Miro a los espectadores y saludo a una amiga de la facultad. Me sonríe y le sonrío. Y me toca. Y les digo a los que están en los ordenadores finales lo que quiero y dónde. Pero yo ya no siento nada. Sé que lo dicen por megafonía, pero yo no escucho nada.
Compruebo que está bien en el ordenador.

PULSO ENTER...

y en ese preciso instante... TODO merece la pena. En ese instante el verano MIR merece la pena. Las Navidades MIR merecen la pena, el día del MIR merece la pena. En ese instante... merece la pena cada esfuerzo durante la facutlad, cada lágrima, cada año de estudio. En ese momento merece la pena los nervios de antes de entrar a medicina...

Le hago una señal a mi amiga espectadora y me vuelve a sonreír.

Me dan ganas de ir dando botes por el pasillo...Ojalá lloviera y pudiera cantar  I'm siiiiiiiiinging in the raiiiiiiiin" 

Retiro mi credencial. Quiero darles un abrazo a los tipos que las imprimen, pero se ve que ellos no... así que sigo mi camino...

¡¡¡Y me quitan la pegatina!!! Adiós a mi sueño de enmarcarla y poner debajo algo como "recuerdo del día más tenso y feliz de mi vida" Pero me resbala... yo soy feliz igualmente...

Y salgo por la puerta grande y las lágrimas no salen. Y me acuerdo que yo es que de felicidad no sé llorar...



Está todo lleno de gente. Abrazaría uno a uno. Aunque no los conozca de nada...

Pero busco a mis conocidos... y así como el día del MIR hablé a Argentina... ahí están de nuevo. Abrazo a Argentina (o a sus dos representantes, al menos). Abrazo también a mi amiga y a su hija.

Qué subidón. Qué momento más intenso. Qué instante más increíble. Me apetece que haya confetis, fuegos artificiales o algo así.

Pierdo a mi compi de asiento. Más tarde compruebo que eligió su primera opción. Y me alegro mucho por ella y por los nervios que me quitó sin saberlo en ese ratillo de charla.

Busco a mi amiga de clase que acaba de salir y la felicito por su elección.

Y me entra el hambre de repente... y engullo un bocadillo de jamón y una palmera de chocolate casi sin respirar. Y de pronto me entran ganas de recuperar tooooodos los kilos gramos perdidos en los días previos.

Y acompaño a mi amiga al aeropuerto.
Y paso el último rato con Argentina.
Y engullo algún otro alimento que ya ni recuerdo.
Y otra vez metro... y esta vez autobús...

Y me apetece tanto pedir el micrófono del autobús y anunciar a bombo y platillo mi próxima parada en el mundo de la medicina... Me apetece tanto autoproclamarme como "persona inmensamente feliz"...

 O espera... ¿y si me equivoqué y pulsé el ENTER en lo que no era?

Y busco en mi bolso la famosa credencial que pretendo proteger con mi vida.
Y compruebo que todo esta bien. Que en esa hoja simplemente pone...


...

...

...

...

...

...

HEMATOLOGÍA Y HEMOTERAPIA



lunes, 13 de abril de 2015

Porra de especialidad: ¡Comienza la elección!

Como comentaba al final de la última entrada  el miércoles ...¡¡comienza la elección de especialidad MIR!!

(EDITO ESTA ENTRADA: En este enlace tenéis el resultado de la porra de especialidad )

¿Nerviosos? Yo sí... seguramente. Porque esta entrada la dejo programada...

Todos los que hemos estado visitando hospitales estas últimas semanas me imagino que hemos pasado por experiencias parecidas. Yo, por lo general, puedo decir que me han tratado muy bien allá donde he ido. Me han recibido bien e informado de buena gana. De la misma manera en los sitios en los que por cuestiones geográficas no he podido asistir. También agradezco muchísimo toda la ayuda prestada por blogueras resis... Especialmente por Irene , Sophie y Míriam.

Elegir especialidad no es algo fácil. Es cierto que hay gente que lo tiene clarísimo. No es difícil saber qué 5 especialidades te gustan más. Pero sí puede ser difícil reducirlas a un par de ellas. Y cuando toca decantarse por una... es aún más complicado.
Quizás, para los que no hayan pasado por esto y sobre todo para el sector ajeno al mundo sanitario, pueda resultar extraño que a estas alturas haya gente que siga dudando. Incluso que haya gente que elija una de las dos entre las que duda un poco por "azar" o porque le gustó mucho en concreto en un hospital. No me sorprende que a una semana de que comience la elección los residentes (e incluso adjuntos) me hayan preguntado cuando voy a verlos si es la única opción que barajo. O si es mi primera opción.

Antes de realizar el MIR, después de cómo se había desarrollado 6º y también con todo lo que te aporta estudiar toda la medicina "de una tacada" tenía mis 5 opciones escritas en la cabeza. Y esas opciones no cambiaron después de hacer el MIR. Ni cambiaron después de conocer el puesto provisional. Con el tiempo las reduje a 3. Poco después a 2. Y en esas 2 he estado un tiempo. Y decantarme, si es que lo he hecho... no es fácil. Porque ambas formarán parte de mi lista cuando entre en el Ministerio.

Así que... NO. No tengo miedo a que no me dé. No tengo miedo a que alguien me copie (de hecho... mis opciones no han sido ocultas... en el blog no las he publicado más por falta de tiempo entre mudanzas y viajes que por otra cosa... pero no tengo por qué justificarme... jaja)

Lo que es cierto, es que no está siendo una decisión fácil. Y la Incertidumbre que manifestaba hace dos meses... sigue presente. Y lo seguirá hasta que me incorpore el 20 o 21 de mayo.

Pero... aunque ahora haya tenido unos días libres... ahora me gusta mantener un poco el factor sorpresa... jaja De hecho a mis padres no les he dicho cuál he tachado de la lista de 3.

Por lo tanto... Propongo una porra. De momento no hay más premio que el honor. (Luego quizás me  plantee si hay algo más... jaja)

De manera que... hay que dar 5 especialidades: 

Hay que clasificarlas de la siguiente manera: 
Grupo de 3 primeras opciones: 1) x, 2) y, 3) z Grupo de 2 restantes: t, s (sin orden)


  • Cuando alguna de las 5 opciones que propongáis forme parte de mis 5 opciones... sumará 1 punto
  • Si además está encuadrada dentro del grupo "correcto" (en el de las 3 primeras o en el de las 2 restantes) sumará 2 puntos más (3 en total)
  • Si en el grupo de 3 aciertas en alguna de ellas el orden que ha ocupado, entonces sumará otros 2 puntos más.
  • Acertar la primera opción, supone a todo lo anterior... un plus de 3 puntos más.


De modo que la puntuación máxima sería de: 24 puntos

En el grupo de 2 restantes: 6 puntos ((+1+2) + (1+2))
En el grupo de las 3 primeras opciones sería: 18  1)= 1+2+2+3;  2)=1+2+2; 3)= 1+2+2


Está abierto a participar cualquiera que lo considere. Abstenerse aquellos que las conozcan... (que los hay) que si no, no tiene gracia... jajaja

Y si publicas como anónimo, intenta identificarte de alguna manera.... (al menos decir si has hecho el MIR este año o estudias medicina o no... y poner algún seudónimo)

Pues... eso es todo.

En cuanto termine el plazo de adjudicación de plaza, daré el resultado y la puntuación de cada participante.

Pongo aquí la lista de especialidades que se ofertan (sacada de la wikipedia): (Y como pista... para quien no sepa nada de lo que me gusta... (aunque hay pistas en el blog) no me gustan las cosas extremas... Es decir, que una clínica y una quirúrgica juntas... no me va, que digamos)

Especialidades clínicas en España

Especialidades quirúrgicas en España

Especialidades médico-quirúrgicas en España[

Especialidades de laboratorio 



viernes, 10 de abril de 2015

Consejos MIR III - Mantener el orden y organizar el tiempo

Dice la segunda ley de la termodinámica: La evolución espontánea de un sistema aislado se traduce siempre en un aumento de su entropía. O lo que es lo mismo... a un aumento del desorden... Pues eso soy yo... un sistema que aumenta su entropía de forma constante...

Hoy voy con unos consejos que he incorporado a mi vida con el MIR, pero que pueden valer para cualquier cosa (estudios o trabajo) (Aviso... las personas que de por sí son ordenadas y con poca tendencia a distraerse pueden abstenerse... jaja esto es solo para mentes dispersas... jaja)

Ejemplo real de mi habitación de 4º de medicina en época de exámenes
Soy un desastre de persona. Siempre me ha costado conservar el orden. Y eso no significa que me encante vivir con la habitación llena de cosas descolocadas, cosas por el suelo... etc etc... Lo ordeno, pero misteriosamente 10 minutos después todo pierde su armonía. Soy así. Me ha costado años aceptarlo. Aún recuerdo que el profesor de fisiología hacía un símil entre el funcionamiento del riñón y el modo de limpiar/ordenar la habitación de un estudiante. Me sorprendió que nadie lo supiera... menos yo: "Se saca todo de la habitación y se vuelve a meter ordenado. Se tira lo que no vale" Igual que el riñón... "Filtra prácticamente todo y reabsorbe casi todo lo que ha filtrado. Tira lo que no vale"



Sin embargo, el hecho de ser desordenada no me ha convertido en mala estudiante (¡¡ni en una persona sucia!! ¡No hay que confundir ser desordenado con sucio!. Me enorgullece no haber perdido apenas apuntes y llevar cierto control (desordenado, eso sí) sobre lo que se daba en clase. Quizás, asistir a clase era mi mejor aliado para no perder totalmente la noción sobre lo que se estudiaba.

Pero con el MIR... el MIR es diferente. El MIR son 7 meses (o más) de una intensidad de estudio importante. Y no me podía permitir cabrearme conmigo misma.

Ya lo comentaré en otra entrada, pero yo el MIR me lo he preparado viviendo en un piso sola. Eso tiene ventajas e inconvenientes. Y uno de los inconvenientes es que el piso depende solo de ti. Por lo que si no se mantiene el orden es un problema exclusivamente tuyo. Con lo cual, el aumento de la entropía tiende a infinito. El otro inconveniente es que tienes que prever un tiempo para mantener la limpieza y el orden, cosa que si vives con tus padres quizás no sea tan necesario.

Al principio me propuse simplemente limpiar una habitación cada día de la semana. Con eso podía mantener cierto orden y no perder mucho tiempo. Error. (Evidentemente esto lo había "intentado" muchas más veces y no funcionó)  Como durante el verano de MIR aún tienes algo de tiempo por las tardes, no me supuso demasiado problema. El orden se mantenía "más o menos" Y con el ordenador... no perdía demasiado tiempo.

Pero según fue avanzando el MIR todo es más pesado. Anochece antes. El tiempo cunde menos. Los simulacros no siempre van lo bien que quisieras.  Cualquier cosa que no sea estudiar parece una pérdida de tiempo... incluso preparar una comida aceptable o ducharte.

Sé que esto para algunas personas puede ser de perogrullo... pero para mí no. Lo leí en uno de los blogs de la Dra Jomeini pero ahora mismo soy incapaz de localizar la entrarda:

HACERME UN CALENDARIO... inquebrantable.

Igual que tenía el calendario de estudio propuesto por el tutor de la academia y que seguí casi siempre (con algunas modificaciones, pero no de forme grosera) me hice un calendario para todo lo demás.

Primero pensé en todas las cosas que tenía que hacer durante la semana. Que en mi caso (por si a alguien le ayuda) eran:

A diario:
  • Limpiar la arena de los gatos
  • Comer, a ser posible "normal" (obvio... pero no tanto a partir del diciembre previo al MIR...)
  • Ducharme (sí...se convierte en un oficio a colocar a partir de según qué momento del MIR)

Semanalmente:
  • Pensar lo que voy a comer durante la semana. Sólo el hecho de tener pensada la comida ahorra muuuuucho estrés (Yo preparaba algunas comidas con antelación el domingo, pero otras no (hacer un par de filetes a la plancha, lleva 10 minutos...) 
  • Limpiar: baño, cocina, salón, habitaciones, estudio... 
  • Poner una lavadora y tender
  • Recoger la ropa tendida y doblar
  • Ir a la compra
  • Depilarme (¡¡¡sí!!! he conseguido estar "medianamente" depilada... jaja) 
  • Cambiar la arena de los gatos

Creo que no tenía más tareas asignadas. Distribuía las tareas en:
- Mañana: lo que tocaba por la mañana lo hacía justo después de desayunar e inmediatamente antes de ponerme a estudiar.
- Tarde: justo antes o justo después de comer (en función del hambre)
- Noche: después de que concluyera el día de estudio

(Os recomiendo no poner muchas cosas por la noche porque al final puede pasaros como a mí... que estaba tan cansada y con tantas ganas de hacer nada... que dejaba de hacerlas. Tanto es así que tuve que trasladar la ducha a ¡¡antes de comer!! jaja) 

Mantener un horario parecido se me hizo especialmente útil  a partir de noviembre (cuando suele comenzar la tercera vuelta) Pero si ahora volviera a hacer el MIR, lo haría desde el principio y no cuando entré en fase de desesperación. Una vez que se convierte en hábito se hace todo mucho más rápido y no consumes tanto tiempo del descanso.

Os pongo un ejemplo parecido a lo que era mi calendario (porque ya no me acuerdo con exactitud... jaja cosas de la amnesia post-MIR)


HORARIO Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes
MAÑANA Limpiar arena y estudio Limpiar arena y estudio. Poner lavadora Limpiar arena y estudio Limpiar arena y estudio Limpiar arena y estudio
TARDE Limpiar baño Limpiar habitación y tender ropa Recoger ropa y doblar Ir a la compra Limpiar salón
NOCHE NADA Cambiar arena Limpiar cocina Depilarme NADA

Los sábados había simulacro. Y yo, sinceramente... después de un simulacro no estaba para nada ni nadie... 
Y el domingo es el día de reposo estipulado para todo estudiante MIR que se precie. Así que, pese a que hay cosas que haría diferente y que ya comentaré, intentaba no hacer nada. Lo único: por la noche, miraba el frigorífico y planificaba la comida para la semana y lo apuntaba

¿FUNCIONÓ?
Hombre... una persona desordenada no se vuelve  organizada de la noche a la mañana, pero lo cumplí bastante. Creo que la casa estuvo mucho más ordenada durante el MIR que el año anterior. Tenía previsto ir a la compra sí o sí (aunque aparentemente no me hiciera falta gran cosa... el jueves iba a la compra y punto) El mes previo al MIR... es duro. Mucho... pero aún así tenía que comer. Descuidé mucho el orden y la limpieza en general, así que es verdad que ahí la casa perdió un poco el norte, pero no más de lo que lo perdía cuando estaba en exámenes. Fue bastante soportable. Pero el resto de las cosas que no implicaban una limpieza más profunda y mantenimiento de los gatos en general... lo pude llevar hasta el día del MIR.

(Incluiría para el futuro... un momento en el que fregar los platos... en serio.. me costaba muuuuucho llegar a la conclusión de que era necesario fregar... jaja normalmente sólo se me encendía la bombilla cuando me faltaban cucharillas para el cola cao... Pero tiene una justificación y es que no tenía agua caliente en la cocina. Así que era un acto de valentía ponerse a ello... jaja) 


Conclusión: incluso si eres una persona ordenada, en el MIR vale más tenerlo todo previsto. Yo si lo hiciera ahora... lo haría así ¡¡desde junio!! De hecho, tengo previsto algo parecido para cuando empiece la residencia... Que... ¡¡¡SEÑORES!!! ¡¡¡Es en mes menos de mes y medio!!!


La semana que viene comienza la elección de plaza. ¡¡¡Miedííiiiiiisimo!!!
Y ahora todos los días sueño con visitas a hospitales.
La especialidad de mi primera opción la tengo prácticamente clara. El resto de la lista (hospitales), pese a que tengo un montón de información... aún está sin definir de forma precisa...
Cuando haya concluído el periodo de elección os informaré de a qué me voy a ocupar los próximos 4 o 5 años de mi vida, si Dios quiere =)

PD: Ah... y si no digo aún la especialidad (a propósito de un comentario lo aclaro) no es porque tenga miedo de no conseguirlo, que estoy prácticamente segura de que sí (tendrían que gustarles a toda la gente que tengo por delante). Tampoco porque tenga miedo de "que me la quiten". Es: primero porque yo misma he estado dudando mucho hasta el último momento. Y segundo porque me gusta mantener un poco el "factor sorpresa".
De hecho... ¡¡se admite porra!! Sólo diré que mi duda es entre 3... y que no son especialmente diferentes (vamos, que no hago mezclas de médicas con quirúrgicas ni cosas así)

PD2:  (Ya que parece que puede tener éxito lo de la porra, he programado una entrada explicando "las bases" para el día 15 de abril.

Pero voy informando por si alguien quiere ir proponiendo ya: hay que proponer 5 opciones. Y meter a unas en el grupo de:
- Las 3 primeras: 1) x, 2) y, 3) z
- Las 2 restantes: t, s (sin orden)

TODO puntúa... jaja así que aunque tengáis alguna idea, pero no sepáis colocarla... aunque no coincida exactamente, va a puntuaros de alguna manera...

Aquí os dejo la lista de especialdiades de la wiki: http://es.wikipedia.org/wiki/M%C3%A9dico_especialista_en_Espa%C3%B1a

Puede ser divertido... así que animaos (si alguien sabe todas las opciones... que se abstenga... jaja que si no, pierde la gracia)