lunes, 17 de octubre de 2016

Quiero ser donante de sangre

La historia comienza con una donación... sea de sangre periférica, de sangre de cordón umbilical o de "médula ósea"... Pero el principio de todo, es el DONANTE.

No voy a entrar lo que significa donar tus órganos. Pero parece que resulta más sencillo dar el "sí" cuando uno está en el más allá que cuando está vivito y coleando. Parece que con el tiempo se ha quitado del lugar de honor que merecen los donantes de sangre. Sin duda un trasplante de riñón podrá salvar/mejorar la vida de una persona... ¡¡¡Ni más ni menos que lo que conseguimos con una transfusión correctamente indicada!!!

Poco a poco iré explicando qué sucede con la sangre que se dona.

Pero hoy quería devolverles el lugar que merecen los donantes de sangre. A todos ellos... ¡¡¡GRACIAS!!! Probablemente no sois realmente conscientes de lo que implica el tiempo que habéis dedicado a vuestra donación.

¿Quieres ser donante? ¿Tienes preguntas?

¿Cuáles son los requisitos?
- Edad: tener una edad comprendida entre los 18 y los 65 años (habitualmente 60 años máximo si es tu primera donación)
- Pesar al menos 50 kg.
- Presentar buena salud (no estar pasando por un proceso infeccioso como catarro, fiebre, diarrea... en el momento de la donación, por ejemplo)
- Rellenar un cuestionario con preguntas acerca de tu salud (patologías que padezcas, medicación que tomas), viajes recientes, conductas de riesgo...
- Pasar la revisión médica previa a la donación: en esa revisión se tomarán constantes (presión arterial y pulsaciones) se hará una medición de la hemoglobina y se incidirá sobre las preguntas previas del cuestionario rellenado


¿Me pueden excluir de la donación? 

No son muchas las circunstancias que excluyen a un donante de manera definitiva. Algún ejemplo de ello es padecer o haber padecido alguna enfermedad importante: cáncer, determinadas enfermedades de la sangre, algunas dolencias cardiacas, ictus, diabetes en tratamiento con insulina, ...

Sí que existen circunstancias que puedan excluirte como donante de una forma temporal. Por ejemplo: haber pasado por cirugía mayor, procedimientos endoscópicos, tatuajes, cambios de pareja recientes, viajes recientes a determinados países, o la toma de determinada medicación (son muy pocos los fármacos que excluyen). Estas, y otras circunstacias, pueden exluirte como donante durante un periodo variable de 4-6 meses (en algún caso ha de pasar 1-2 años)


No superar el reconocimiento médico puede también excluirte de manera temporal: por ejemplo, tener una cifra de hemoglobina por debajo de valor límite.

El hecho de que seas excluido de manera temporal de una donación, obedece a dos situaciones:
- La primera es proteger tu propia salud. Sin duda, tu sangre puede salvar la vida de una persona. ¡Pero no a costa de tu salud!
- La segunda, no menos importante, es proteger la salud del receptor


¿Cada cuánto puedo donar?
Tiene que pasar al menos 2 meses entre una donación y otra. Se permite donar hasta 4 veces al año en el caso de los varones y 3 veces al año en el caso de las mujeres.
En algunos casos se puede recomendar espaciar más las donaciones.


¿De verdad hace falta tanta sangre?
La verdad es que sí... los componentes de la sangre tienen un duración limitada, no aguantan congelados por meses o años hasta ser utilizados y hay muchos pacientes con alto requerimiento transfusional (principalmente enfermedades hematológicas) ¡¡Nunca serás rechazado porque haya exceso de donantes!! =)

¿Dónde se puede donar?
En los centros de transfusión de tu comunidad autónoma. En los servicios de transfusión (por lo general) de tu hospital de referencia. En los puestos móviles de donación que acuden a facultades, centros de salud y otros puntos de la ciudad.
Simplemente... ¡en el sitio que te pille más cerca en el momento adecuado!

Dejo ESTE ENLACE muy completo sobre los criterios básicos para la donación del Ministerio de Sanidad.


Y tú... ¿quieres ser donante?



viernes, 14 de octubre de 2016

Hemoterapia

Tengo pendientes muchas entradas atrasadas... pero la vida no me da para mucho más. Y vivo entre guardias y sesiones...

Después de varios meses rotando por "la clínica", ahora estoy en una sección de mi especialidad totalmente desconocida  para la población general, para otros especialistas... ¡¡y para mí misma!!
Y eso que forma parte del título que tendré, si Dios quiere, como especialista: HEMOTERAPIA

La hemoterapia trata de la medicina transfusional... Trata de donantes, de grupos sanguíneos, de compatibilidades, de anticuerpos, de concentrados de hematíes, plaquetas, plasma, de factores de coagulación... la hemoterapia trata de receptores de esos productos.

Todo ese mundo desconocido, forma parte de mi especialidad.

Acabo de empezar en ello y ya me he dado cuenta de que se trata de temas muy atractivos para la población general (población generalmente sana y protagonistas principales de este mundillo).
Así que voy a ir publicando poco a poco entradas relacionadas con ello. (Estarán etiquetadas como "Hemoterapia")

Se admiten preguntas =)