domingo, 31 de enero de 2016

Hace un año... 31 de enero.

Tal día como hoy... hace un año,  finalizaba una aventura para comenzar otra...


Eran las 16:10 de hace un año. El examen era amarillo. Esa fue la primera pregunta que leí del MIR. La primera sin imagen, como hacía siempre. Pregunta de digestivo.  Tardé varios segundos en subrayar las palabras para que no pareciera que las estaba tachando. 
Me pareció fácil. "De cajón". Las siguientes no lo fueron tanto... Pero me gustó no empezar dudando. 

Exactamente cinco horas después... terminó el examen. Extraño. Fue... extraño.
Lo tengo guardado, con miedo a sacarlo... Como si desempolvase épocas crueles. La última vez que lo tuve en mis manos fue para las impugnaciones. Desde entonces... ahí estaba. Hasta hoy, que quise hacer esta foto.
Metido en una carpetilla de plástico, junto con el cuadernillo de imágenes, la plantilla, una libreta de "puestos" de especialidades que nos dieron antes de entrar al examen (así... para animar y tal...) y... ¡¡Un patrón para hacer un gorrito de punto!! Tal cual. 

Porque terminó el examen. Me dormí tarde... y a partir de ese día... dormí... dormí mucho. Pero también quise recuperar lo que no había podido hacer durante 7 meses de estudio intensivo. Y entonces tejí... Y ahí quedaron los papeles extrañamente unidos... para siempre. Porque yo ya no soy capaz de separarlos.



A los que os quedan 6 días para vivir esto mismo... ¡¡MUCHO ÁNIMO!! Procurad no desesperar...
Dentro de un año, la mayoría de vosotros no sabréis qué sucedió para que todo haya pasado tan rápido. No sabréis que sucedió para haber olvidado tantísimas cosas del MIR. Pensaréis que no habéis aprendido nada en los meses que lleváis de residencia... pero no imagináis cuánto aprendisteis (eso es lo que espero... porque yo me sigo sintiendo un pececillo en medio del océano...)

Paradojas de las preguntas... hace no mucho que hice mi primera paracentesis... en un paciente alcohólico, con cirrosis hepática, con ascitis... como aquella primera pregunta de mi MIR.
Todo cambia. Y merece la pena.


Fuerza... y ¡¡a por ello!!


Aquí tenéis la entrada que escribí  3 días después.. titulada: 31 de enero. EL MIR

miércoles, 6 de enero de 2016

Consejos MIR- Qué hacer: el día antes del MIR... el día del MIR

Dentro de un mes, miles de personas estaréis presentandoos al MIR... y al EIR, y al FIR, al BIR, PIR... Meses de preparación en exclusiva. En algunos casos, años.

Tengo aún pendiente una entrada para completar lo de los simulacros. Pero el tiempo se me echa encima y solo me queda un consejo importante para los futuros MIRes...

Aquí os dejo los enlaces de los consejos MIR previos:
Consejos MIR I - Estudiantes de medicina
Consejos MIR II - Elección de academia
Consejos MIR III - Mantener el orden y organizar el tiempo
Consejos MIR IV- ¿Dónde estudiar?
Consejos MIR V - Estudiando... primera y segunda vuelta
Consejos MIR VI - Métodos complementarios al estudio
Consejos MIR VII - Consejos para los acompañantes...
Consejos MIR VIII- Estudiando... tercera y cuarta vuelta
Consejos MIR IX - Simulacros I: Antes y durante el simulacro


EL DÍA ANTES DEL MIR
La mayoría habéis empezado ya la última vuelta o estáis a punto de hacerlo. Todo es aún más acelerado que antes. Todo parece una locura (y lo es).

Creo que la mayoría de las academias dan la recomendación de no estudiar durante las 24 horas previas al MIR. Hace falta un descanso. Y, es verdad que esas horas no os aportarían más que confusión. Son muchos meses trabajando. Vuestro MIR no va a depender de esas horas de estudio, que serían, en todo caso, contraproducentes.

En mi caso, la academia nos proponía terminar de estudiar por la mañana (estadística... para terminar a lo grande, vamos) y por la tarde ya... relax. Como a mí en el útlimo mes cada vez me costaba más llegar a la concentración, me propuse que como "mucho mucho" estudiaría hasta las 5 de la tarde.  Y lo cumplí.
El último día de estudio seguí con mi rutina de locura de la última vuelta. Repasar, hacer preguntas, hacer más preguntas... remirarme cosas que no me entraban (hasta el día antes del MIR seguía fallando algunas preguntas básicas de estadística de sensibilidad vs especificidad vs VPP vs VPN, que fui capaz de entender la víspera del MIR gracias a un dibujito y que me sirvió para acertar la última pregunta del MIR... que era de reserva y no contó, pero oye... jaja)
Comí. y después de comer, estudié de 15 a 17 horas, hasta que terminé el repaso. Y cerré el Libro Gordo (desgloses) y terminé.

Bueno... no terminé... porque lo último que tenía planeado era mirarme durante los últimos 5 minutos de estudio el TNM del cáncer de pulmón.

Entonces sí... a las 17:05 encerré todos los manuales.

¿Y después qué?

Después... mi consejo es que tengáis pensado de antemano qué vais a hacer el día antes del MIR. No improviséis. Planeadlo como algo más.

Lo primero, antes de tomar la carta de libertad, es preparar lo que vais a llevar al MIR. Yo usé una bolsita de plástico donde metí todo lo que necesitaría para el día siguiente:
- Mis bolis, mi botella de agua, mi kit-kay, una grapadora (las páginas no están grapadas... están con un pegamentillo y se pueden separar), clips para sujetar la plantilla, tapones para los oídos (en caso de que useis), ibuprofeno para parar un tren y un reloj de reserva. (De esto ya os hablé un poco en esta entrada sobre simulacros)
Yo no he oído que no dejen meter tapones de oídos. Pero yo, para ahorrar sufrimiento, llevé unos en una caja precintada por si me ponían pegas... jaja. (por cosas de pinganillo y cosas así)

- DNI (y si tenéis pasaporte, también, por si acaso) Revisé lo menos diez veces que tenía el DNI. 

Después de eso... estas son mis sugerencias principales:
- No quedéis con NADIE que al día siguiente tenga el MIR. Porque el tema saldrá... sin querer... sin que nadie quiera que salga... Saldrá. Una vez que se cierra el último manual, no se habla más del MIR. Ni se repasa nada. ¡¡Os lo sabéis!! (de todo hay... y hay amigos que no hablan de eso... pero yo sabía que en mi caso, sería imposible)
- Advertid a las personas que os vayan a acompañar (familiares, pareja, otros amigos....) que no queréis hablar para nada del MIR. Que no os pregunten si estáis nerviosos ni nada... Simplemente, tarde normal...
- Nada de actividades peligrosas. A un mes del MIR, fui a patinar sobre hielo... creo que nunca he tenido tanto miedo a que me pasase algo. Actividades de bajo riesgo, ¡¡siempre!!
- Algo que os distraiga, que os libere. Algo que os haga no pensar en nada del MIR.

Si volviera a atrás... en este caso, lo habría hecho tal y como lo hice. Por estas fechas... yo tenía decidido mi plan... IR AL IKEA (publicidad totalmente gratuita...) . Vale... no creo que a todo el mundo le apasione esa idea... pero para mí era perfecta.
Me permitía dar una vuelta, ver tonterías, tomarme unas tortitas con chocolate, entretenerme con chorradas, y comprar mierdikeas por comprar (un espejo para el baño, unas pocas velas, un portavelas... en fin... ) Así me dieron las 9 y media de la noche... Y volví a casa. Cené tranquila, me puse a tontear con el ordenador... Y seguí con el consejo de la academia: "acostarnos tarde para despertarnos tarde".

En torno a las 12 de la noche, me puse una película que nos habían recomendado:


300... jaja, como película motivacional antes de la batalla MIR, está guay. Pero cualquier otra peli que os apetezca y que no sea de pensar mucho, es una buena opción.

En torno a las 2 de la mañana, me acosté. Y para mi sorpresa, no tardé demasiado en dormirme.


EL DÍA DEL MIR:
Me desperté "tarde". Sobre las 10  de la mañana. Y ya todo fue con tranquilidad. Revisé que tenía todo para el MIR (otra vez), me duché, comí pronto  (pizza... que era lo que me apetecía), me tomé mi ibuprofeno profilácto y... ¡¡marchando para la sede del MIR!!

Lo ideal yo creo que es llegar una hora antes al sitio. Así que, cada cual que calcule el tiempo que tarda en llegar y dónde le conviene comer.

Una vez en el sitio, localizad dónde está vuestra aula. En mi sede era un poco lioso. Además, había mucha seguridad.... todo estaba cerrado hasta las 4 menos veinte, creo... Pero hay listas delante de las puertas de acceso. Localizad vuestro nombre.
Una vez localizado... volved con vuestros compis... abrazaos, desearos lo mejor, infundid CONFIANZA... y... ¡¡AU, AU, AU!!

Antes de dirigirme a mi aula, fui a mear para evitar tener que salir durante el examen. Después me puse delante de la puerta... y empezaron a llamar.

A los que tenéis el MIR el próximo mes de febrero, probablemente os pongan nerviosas estas palabras. Pero en ese momento, estaréis menos nerviosos de lo que creéis ahora, de veras. Los funcionarios que vigilan suelen ser bastante agradables. Os indicarán dónde debéis sentaros. Vuestro nombre estará puesto en la mesa (eso fue una de las cosas que me extrañaron... jaja).

Sacad lo que necesitáis y ponedlo visible encima de la mesa para no levantar ninguna sospecha.
Os leerán las normas (que os sabéis de memoria de los simulacros), habrá alguien que pregunte algo un poco tonto, habrá alguien que llegue tarde (y le dejarán entrar siempre que no se haya abierto la caja de los exámenes o no... ¡¡así que no tentéis a la suerte!! LLEGAD BIEN)  y.... poco más.
En menos de lo que esperáis (en mi caso a las 16:10) estaréis empezando el MIR (que por cierto, tiene también vuestros datos escritos, no teníes más que FIRMAR la plantilla) . Al principio temblaréis... pero un rato después, lo más probable es que os sintáis como si fuera un simulacro más. Y así es como debéis actuar. Como si fuera un simulacro.
 
De modo que... el único consejo que tengo es este: que planifiquéis lo que vais a hacer la tarde previa al MIR y que vayáis con la cabeza bien alta. Con confianza.

Y cuando salgáis... ¡¡¡CELEBRAD!!! ¡Os lo merecéis!


Por si os interesa:
- Esta es mi entrada sobre el día del MIR
- Para los que no tengáis tutoría pre-MIR o queráis, simplemente repetirla... os dejo estos dos enlaces con la tutoría pre-MIR de mi año Os lo recomiendo... son unas buenas risas: parte 1 y   parte 2