jueves, 3 de marzo de 2016

Rotatorio R1 - Aparato Digestivo - Mes 6

La verdad es que he estado buscando un buen rato cómo se llamaba realmente la especialidad para ponerlo bien... Y no me ha quedado claro... jaja Así que al final, me he ido al blog de Irene, residente de aparato digestivo y si ella pone en portada "aparato digestivo"... imagino que será así... jaja.

Sin más vueltas... procedo


APARATO DIGESTIVO

 Pero... ¿a qué se dedica un médico especialista en aparato digestivo? Pues... ¡¡depende mucho de dónde esté!! Para los de fuera del mundo de la medicina, un médico de esta especialidad se dedica a las enfermedades que afectan al aparato digestivo (desde el esófago hasta el ano, señores...
incluyendo páncreas e hígado) cuyo tratamiento es médico (no quirúrgico). Como ejemplos del día a día: hemorragias digestivas, pancreatitis aguda, colitis ulcerosa, enfermedades que afectan a la vía biliar...  Además, son los médicos encargados de realizar las endoscopias (gastroscopias, colonoscopias...)

 Como especialidad, para el MIR... amplísima y difícilmente abarcable. Y en la realidad... la verdad es que en la realidad me ha parecido una especialidad  amplísima... y difícilmente abarcable en un mes... jaja
En mi hospital, he llegado a la conclusión de que está dividida (más o menos) en :  planta de hospitalización (donde yo he pasado la totalidad del rotatorio),  consultas donde hay médicos especializados en diferentes áreas  (hepatología, enfermerdad inflamatoria intestinal ...) , área de endoscopias (ecoendoscopias, gastroscopias, colonoscopias...)... y sé que también hacen las CPRE.
Supongo que me faltarán un montón de cosas.


Mi día a día en Aparato Digestivo
Para no faltar a la costumbre, cada mañana asistía a la sesión del pase de guardia, donde comentaban
los pacientes ingresados y donde se planteaban las dudas sobre algunos pacientes (especialmente sobre la necesidad de realización con mayor o menor prioridad de procedimientos endoscópicos)
Un día a la semana había sesión formativa dada por los residentes para los residentes.

Imagen de una colonoscopia
Pasé todo mi rotatorio (a excepción de un día que bajé a ver las endoscopias) en la planta de hospitalización. Los primeros días fueron un poco de adaptación. Pero, a partir de la segunda semana, me asignaban pacientes como a cualquier otro residente de digestivo. Era la encargada de pasar visita, evolucionarlos y cambiar el tratamiento (siempre con el apoyo de los adjuntos, a los que podía consultar cualquier duda, por supuesto) Normalmente llevaba entre 4 y 7 pacientes, así que habitualmente me llevaba toda la mañana.


Evaluación subjetiva de la rotación
Reconozco que al principio del rotatorio tenía bastante miedo. Hasta ese momento había estado en servicios donde estaban muy encima... no solo del R1, sino del residente en general. Y de pronto ahí me daban alas y en algo que sentía que no dominaba en absoluto. Quizás habría agradecido que de primeras me explicasen algunos protocolos, porque gran parte de mis dudas se relacionaban con mi falta total de conocimientos sobre eso.
Sin embargo... me sentí bien. Día a día me sentí  cada vez más confiada. Por primera vez, fuera del área de urgencias, informé sola a pacientes y familiares (incluso a veces de diagnósticos complicados: aún recuerdo la de vueltas que di antes de ir a la habitación de un paciente al que tenía que informar de que en la colonoscopia se había visto una lesión tumoral. Pospuse el momento hasta que no tuve más remedio... y no me fue tan mal... creo)
Además, en general puedo decir que había muy buen rollo con los adjuntos de la planta y los residentes y fue un mes productivo, con los "ratos de ordenador" en buena compañía y divertidos al fin y al cabo.
La verdad es que me encanta pasarme por la planta de digestivo y que hasta la secretaria se siga acordnado de mi cara. Me hicieron sentir bastante cómoda y, quizás no aprendí mucho de digestivo (tampoco es algo esencial para mi especialidad, creo...) pero sin duda he aprendido mucho como médica, en general. Es un rotatorio que realmente me ha curtido.
 Justo lo que necesitaba para superar un poco el síndrome del R1.


He aprendido + curiosidades
- Básicamente... he aprendido que hay muchísimas pancreatitis...Más de las que imaginaba. No es que pensase que era una patología rara, pero tanto como 3-4 pacientes ingresados con pancreatitis todas las semanas... pues no. No me lo esperaba... jaja
- Así que... he aprendido el manejo de las pancreatitis (eso... o morir). A que pueden ir bien, muy bien..
. o pueden empeorar en cuestión de horas y convertirse en procesos realmente muy graves.
- ¡¡He explorado un signo de Courvoisier!! (palpación de la vesícula biliar dilatada) Sí... no me lo esperaba. Era una palpación "normal" cuando de pronto palpo una bola... y creo que ¡¡hasta el paciente se dio cuenta de mi emoción contenida!!
- He empezado a aprender a no dar por ciertas las sospechas diagnósticas iniciales... Una supuesta coledocolitiasis puede ser finalmente una tumoración y hay que ser cautos a la hora de informar para evitar sorpresas.
- He manejado pacientes con hemorragia digestiva alta y baja (ya estabilizados). Aunque... para mi sorpresa, en un mes de rotatorio... ¡no he hecho ni un solo tacto rectal!
Imagen de paracentesis
- He realizado una paracentesis evacuadora (pinchar en la barriga para sacar líquido acumulado) La verdad es que el paciente no era nada complicado y era imposible fallar... pero yo salí tan contenta de que me fuera bien a la primera.
- He tenido  estudiantes "a mi cargo"... y lo primero que les decía era que "yo soy R1 y ni siquiera soy de digestivo... así que no me preguntéis..." jaja. Pero creo que al final ¡algo les pude enseñar y ellos a mí!
- He aprenido a informar. Sin titubeos. A tomar decisiones... con muuuuchos titubeos... con muchos nervios y soñando con pacientes... pero a tomarlas y a asumir las consecuencias (o a confiar en que cuando yo me fuera... había un médico de guardia... ;) ) Todo fue bien.

Y... poco más.
Quizás como especialidad no es la que más aporta  a la hematología, pero realmente me ha aportado más de lo que esperaba en muchos otros aspectos y ha sido un mes bastante bien aprovechado.

19 comentarios:

  1. Ayyyy Irene ojalá hubieras estado tú en urgencias en mi ciudad, fui tres veces con cólicos de vesícula(al final tuvieron que extirpármela por tener más de 30 piedras) y como tengo bastantes alergias y una de las veces, la primera, me hinché porque según dedujeron después me subió la bilirubina y esa fue mi reacción. El caso es que la primera vez fui hinchada pero hinchada cara, ojos, boca, fue rarísimo y lo achacaron a mis alergias(que no son alimentarias) y las otras dos leyeron el informe previo y no me hicieron ninguna eco ni nada. Al final fui a un médico particular especialista en digestivo y solo al escucharme, sin pruebas ni nada, y viendo mi tono amarillo(que nadie de mi entorno notó al verme a diario) supo lo que era. Y la eco lo confirmó.
    La verdad es que la operación fue muy sencilla y solo pasé ingresada una noche, y la semana fui a una reunión escolar y nadie sospechaba que ya me había operado, me sentía genial.
    Lo que nadie supo explicar fue el porqué de tantas piedras con 30 años, comiendo sano y equilibrado y con una vida activa.
    Un besito y ya te solté un rollo,jejejeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja pues me alegro de que todo haya ido bien al final.
      La verdad es que los cólicos biliares es una patología de cirugía general, no de medicina digestiva, porque al final la solución es quirúrgica. Pero hay otras de la vía biliar que sí que son más "médicas" y de las que algo terminé por enterarme... jaja

      Pero siempre es demasiado para un mes... ;)

      Eliminar
  2. ¡¡Hola!! :D

    Aaay diges :D Me gusta bastante, pero no he rotado nunca. ¿A ti te gusta?

    Qué chulo todo lo que cuentas :D Buaaah ¿¿has hecho una paracentesis?? ¿Y cómo fue, qué sentiste? ¿Te pusiste muy nerviosa porque fuera un procedimiento manual?
    Me encantaría hacer procedimientos con las manitas, pero me da mucho miedo por si acaso lo estropeo o hago más daño que bien.

    ¿Qué tal ha sido tener pacientes a tu cargo?
    Yo hasta ahora solo he tenido la oportunidad de ir sola a una habitación a historiar a un paciente y me puse súper nerviosa jaja Intenté mantener la voz calmada para mostrar tranquilidad y seguridad, pero no sé si lo conseguí jaja

    Jajaja ¡lo de las pancreatitis me lo han contado a mí también en clase! jaja ¡Y el signo de Courvoisier también! Qué emoción saber de lo que hablas jajaja ^^

    Ay cómo me gustaría encontrarme contigo de resi en prácticas :D

    ¿Cuáles son las rotaciones que más te importan para tu formación como hematóloga? ¿Y las que más te gustan/apetecen?

    Bueno, te dejo ya que ya te he hecho suficientes preguntas jajaja
    Espero que te esté yendo todo muy bien, guapa. ¡Un beso! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja la verdad es que me sentí bien, me pareció más fácil de lo esperado. Creo que tengo que ir cogiendo tablas, porque en menos de lo que canta un gallo soy R2 y en hemato se hacen bastantes cosas (aspirados y biopsias de médula y punciones lumbares). Así que... una buena soltura manual, siempre está bien. Empecé la residencia que me enseñaron a sacar sangre y ahora ya llevo viarias técnicas que iré contando según vayan pasando los meses.. jaja (voy con un poco de retraso con los rotatorios, pero es preciso)

      La técnica en sí, es algo fácil. Como alguna vez se escucha por ahí... operar, puede operar un mono... lo que no es tan fácil es la indicación de cuándo hay que hacerlo. Este tipo de cosas es cuestión de práctica, y creo que en hospitales donde no haya muchos residentes, los estudiantes podrían hacerlo perfectamente (de hecho en mi hospital sí que tuve alguna compañera que hizo)

      Fue la primera rotación en la que tuve pacientes a mi cargo y como digo, al principio pasé miedo... porque había veces en las que confiaban "demasiado" en mí... y yo me iba preocupada a casa sobre si habría tocado algo mal del tratamiento. Así que a todos los pacientes les informaba de que había médico de guardia si les pasaba algo... jajaja (por si acaso... pero no me consta que pasase nada reseñable)

      jaja pues me gustaría "tenerte" como estudiante. Las veces que he estado con estudiantes, actúo un poco según el interés que pongan. El otro día "mandé" a una estudiante de 3º a historiar a un paciente... era su primera anamnesis y debía estar supernerviosa... Quería que me quedase con ella, pero le dije que podía y debía hacerla sola... que luego si quería me pasaba a explorar con ella... Y estuvo bien!!! Creo que pese a los nervios le gustó la experiencia. Me recordaba a las primeras veces que yo hacía una anamnesis... que no sabías en qué momento cortar al paciente (aún me cuesta) y que te preguntaban cosas a las que no sabías dar respuesta (cosas del ingreso... y aún me pasa... jajaja) Creo que la mejor manera de aprender, es enseñar y me gusta la docencia y tener a algún estudiantillo está guay. Además, no os dais cuenta de que sabéis un montón... Es muchísima teoría la que sabéis, y desgraciadamente no os dejan sacarla a la luz (con la práctica la teoría se asienta, pero realmente creo que en España no está bien organizado)

      ¿Para mi formación? La verdad es que roto por muchos sitios durante este primer año. Pero diría... que medicina interna. La hematología no deja de ser una medicina interna de la sangre. Es una especialidad que tiene mucho de interna, de complicaciones infecciosas en pacientes neutropénicos, etc etc.
      Apetecerme.. Interna... jaja Ahora mismo, excepto hemato, que seguiría la primera... cambiaría mi orden de especialidades de hace un año.

      Pero bueno, el primer año es más un contacto con el hospital. Conocer a profesionales de distintos servicios y rodar un poquito. Porque en un mes de rotatorio (en algunos, dos...) no da tiempo a asimilar demasiado... jaja

      Eliminar
    2. Jajaja Interna me despierta mucha curiosidad. Pero todo los que me hablan de ellos no lo hacen en términos muy positivos, la verdad. Como que fuera un poco tierra de nadie, encargándose de todo lo que el resto de servicios no se quieren preocupar. Pero no sé, a mí la consideración y el manejo del paciente como un todo en su gran complejidad me parece muy bonita.

      Ya, al final en un mes entre que llegas y te adaptas ya te ha llegado la hora de marchar jaja Pero siempre se aprende algo, por poco que sea. Claro que tú "necesitas" aprender mucho más rápido que yo, porque ya estás ahí con la bata blanca. Pero seguro que vas fenomenal en el camino :D

      Jajaja una de las cosas que me gustaría hacer cuando sea mayor (jaja cómo suena jaja) es ser tutora de residentes/ estudiantes. Siempre me ha gustado la docencia :)

      Eliminar
    3. Interna es para verla desde dentro... Hay en hospitales donde tienen mucho poder...
      Es cierto que entre todos los pacientes que ven, muchos son pluripatológicos "que nadie quiere". Pero llevan un porcentaje de pacientes que tampoco quiere nadie que son los "sin diagnóstico" y que son increíblemente interesantes. La verdad es que me apasiona la estructura mental de los internistas... jaja =)

      A mí también me gustaría dedicar parte a la docencia, la verdad.

      Eliminar
  3. Hola Irene
    A mi digestivo me parece una especialidad muy bonita, aunque como bien dices inabarcable. Me alegro mucho de que estés contenta con tus rotaciones y me encanta que digas que le has enseñado cosas a los estudiantes pues como sabrás por experiencia propia sois los resis los que mas a menudo nos salváis la vida jajaja. Yo roto el año que viene por digestivo y estoy deseando, ya iré contando por donde roto ahora.

    Un beso y suerte en el próximo rotatorio, ya mismo serás R2 :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que los resis (HABITUALMENTE) tenemos un sentimiento cercan con los estudiantes porque hace solo dos añitos éramos estudiantes a los que muchas veces ignoraban y nos pegábamos a cualquier resi que veíamos... Ahora con el tiempo entiendo que cuando nos pegábamos a un R1 o R2 nos acogiera un poco como pensando "a ver qué le enseño yo a este..." porque en realidad, yo de R1 creo que tengo muchísimo más por aprender de lo que pueda enseñar... soy una pipiolilla en el hospital... jaja Pero, como le decía a Iratxe, creo que una manera genial de aprender, es enseñar. Y los estudiantes nos ponéis a prueba... jaja Yo siempre tendría un estudiante al lado... pero igual cuando sea un poco R mayor puedo enseñarles alguna cosa más...

      Pues ya contarás qué tal en digestivo...
      Y sí... dos meses y medio para ser R2... ¡¡¡QUÉ MIEDO!!!

      Eliminar
    2. Ojalá todo el mundo fuera como tu en el hospital. Muchas veces mas que aprender (que por supuesto nos importa) nos hacen sentir bien que se den cuenta que estamos ahí. Esto que es tan de cajón no siempre es así pero bueno, que le vamos a hacer!
      Poquito poquito para ser R2 :)

      Eliminar
  4. ¡¡¡¡Qué bien que hayas notado por Digestivo!!!! :D (en BOE "Aparato Digestivo", aunque en algunos sitios también dicen Gastroenterología/Hepatología). ¿Qué es lo que más te ha gustado? Veo que has visto muchas pancreatitis... a mí la patología biliopancreática me encanta! De lo que más me gusta junto con la Endoscopia. Me imagino que también habrás manejado a los cirróticos, que son un mundo a parte :P
    A mí me sigue pareciendo una especialidad preciosa, aunque como dices, difícilmente abarcable (y por eso, la gente al acabar suele subespecializarse: hígado, endoscopias, enfermedad inflamatoria, etc...). Espero que la hayas aprovechado (no lo dudo) y sobretodo, que te haya servido! Ya me contarás alguna anécdota frikie que hayas vivido o cosas así ^^ Jajajajaja

    Un abrazo tocaya!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajjaa, menos mal que no me equivoqué con eso!!
      Pues... no sé.. la verdad es que la patología biliopancreática a mí me resulta muy atractiva. Casi todos los ingresos eran eso y hemorragias digestivas y lo primero me atraía más. También había cirróticos, con su desbarajuste generalizado... Pero menos de los que esperaba (creo que va por meses... y como solo estuve un mes... jaja)

      Ya te contaré anécdotas!! Yo me lo pasé muy bien y me trataron genial... para mí eso siempre es un punto a favor del rotatorio.

      Eliminar
  5. Una especialidad, sin duda, sin límites. Pero se nota que has aprendido un montón :) Qué ganas de llegar ya a ser R1! Un besazo ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja la verdad es que no sé si he aprendido tanto como parece al escribir... Siempre siento que ha sido demasiado poco...
      ¡¡NO TENGAS TANTAS GANAS!! Disfruta de cada momento que te da la carrera y la vida en general... jaja que luego nada es tan bonito como parece ;) Todo a su tiempo

      Eliminar
  6. No sé por qué no se me guardó el comentario del otro día. Me metí el día que publicaste la entrada, y me acabo de meter para ver qué me habías contestado y no está :( En fin, cada día se pierde más la cabeza...

    Me alegra mucho que te lo pasaras tan bien y estuvieras cómoda en el servicio. Para mi, de momento, la que más me ha gustado este año ha sido la rotación de digestivo un poco por lo que comentas. La variedad de patologías ( en mi zona también hay mucha pancreatitis), el carácter más general (o por lo menos yo se lo veo) y la diversidad de pruebas y técnicas que realiza.

    Lo de los estudiantes está genial, y creo que empiezo a entender lo que comentas de que tienes la sensación de no saber lo suficiente como para enseñar a alguien. Pero creo que es inevitable que los pequeñines como nosotros no os veamos así. Quieras o no hay unos años teóricos de por medio, el MIR, las guardias...Y todo eso se debe notar, aunque tengas la sensación de que no es así.
    Dentro de nada R2...¡Guau! Parece que fue ayer cuando escribías las entradas del post-MIR...
    Me gustaría sugerirte que si puedes/quieres, estaría genial que publicaras una entrada haciendo balance del primer año de R1. Qué es lo que más te ha costado, cómo te has hecho a la residencia, si después de un año volverías a escoger lo mismo, y esas cosas.
    ¿cuándo dejas de hacer guardias de urgencias?¿o ya no haces?
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja sí, tengo pensado una entrada como tú dices... si es que me da tiempo. Pero hasta junio no soy R2. Así que prefiero completar mi ciclo de R1 para valorar bien todo... jaja (A todos los R1, habitualmnete... aunque al principio entras con ganas de que pase rápido el año... jaja yo ahora no quiero que se acabe...)
      Desgraciadamente... hago guardias de puerta hasta R2. Aunque comienzo ya las de especialidad. Es una cosa que varía mucho por hospitales. En algunos es solo de R1 y solo las especialidades médicas, en otros, hasta las quirúrgicas hacen guardias de puertas... En otros haces de puertas hasta R4 (aunque en menor proporción...) En fin... jaja es muy variable.

      Las pancreatitis es que por lo visto son más frecuentes de lo que yo creía... jaja El MIR (y la carrera, en general) te da una visión sesgada de la medicina... y te hace creer que cosas raras son frecuentes y cosas frecuentes no lo son tanto...

      Eliminar
  7. Digestivo!!! Una de mis grandes dudas a la hora de elegir especialidad, jaja. Era una de las que tenía en mi top 5, aunque bueno, es cierto que en radiología tiene un peso muy importante (de hecho, me encantaría subespecializarme en radiología abdominal, con su parte intervencionista y de imagen, aunque eso hoy en día en España es un poco papel mojado). ¿Sabes? Me das envidia con estas entradas, jaja, estoy pensando en abrirme un blog propio y seguir contando mis rotaciones e impresiones, pero como ya hablamos, el gran hermano hospitalario lo pone un poco complicado.

    Te sigo leyendo amiga.

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues para mí... digestivo siempre fue una especialidad que NUNCA me disgustó, pero NUNCA llegó a atraerme tanto... jaja Pero después de pasar, me ha parecido muy interesante.
      Uffff... no sabes lo que me ha costado publicar esta entrada sabiendo el tema de Gran Hermano... Pero, en fin... jaja De perdidos al río... No sé si de aquí a unos meses seguiré contando cosas de este tipo... jaja

      Igualmente, si te animas a escribir algo sobre la especialidad o lo que quieras y quieres que lo publique o lo enlace por aquí... podría estar bien... jaja =)

      Un abrazo!!

      Eliminar
  8. Irene! Por fin me paro un poco para leerte. He estado liadisima y de vacaciones (sí, vacaciones, viaje de carrera Jajaja). Ahora espero leer las entradas pendientes y hacer una yo prontito.
    Me encantan tus entradas sobre las rotaciones, incluso si yo las he hecho también, porque veo las cosas con perspectiva. Crees que te hubieses planteando digestivo si no hubieses rotado antes?
    Un beso! Espero que cuentes por donde paras ahora!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Si no hubiese rotado?... pues no... jaja Más que nada lo digo porque yo no roté por digestivo como estudiante y no me la planteé.
      Después de haber rotado, tampoco sería una especialidad que me plantease como segunda especialidad. Lo que no significa que me parece una fantástica opción. Me parece muy completa, con mucha patología diferente, con muchas áreas diferentes... y no me disgusta, pero tampoco me cautiva. (Con otras especialidades aún más populares, como cardio... siempre me pasó... jaja con una diferencia... cardio nunca me gustó especialmente... la teoría... bueno, algo... pero nunca fue de mis preferidas)

      Yo creo que antes de elegir una especialidad, es bueno haber rotado y si ves que te atrae pero no rotas... pasarte en sexto algunos días. Generalmente no suele haber problema para eso!! (y pasarte también después de hacer el MIR si hay dudas) Pero la verdad, es que a mí me encantaba la neuro, hasta que la descarté en 6º después de pasarme unos días para hacer unas prácticas para ver si "me gustaba como creía"... :p

      Eliminar